Resultados 0 - 5 de aproximadamente 10 de "Companias de Blandengues" en período de 1532 a 1900
1.
Perteneciente al 4 de Mayo de 1790
Tomo XVI A, XVI f 46 a 59 v

- Se pone punto a consideración el traslado de los fuertes, de acuerdo con lo propuesto al Virrey, por el Comandante de Armas el 26 de febrero de 1789, y lo informado por el Procurador General Francisco Javier de Lassaga. El Alcalde 1º José Ignacio de Uriarte propone trasladar los fuerte de San Juan Bautista y San Nicolás a los puntos indicados por los mencionados y reparar el de San Francisco Javier, a fin de cerrar la entrada a los infieles del Chaco, para que los hacendados no desalojen sus estancias, y a fin de que no se repitan sus crueles ataques, como el llevado a cabo en el Pueblo Viejo, que ocasionó 7 muertes y una niña cautiva. Propone que con las 25 plazas a crearse se establezca un fuerte en el paraje de los Sunchales, por el beneficio que reportaría al comercio, el ahorrar 60 leguas de camino al Perú. Con estos 4 fuertes así dispuestos, se beneficiarán los vecinos de Santiago del Estero al poderse extender a otros terrenos. Se opone trasladar el fuerte de San Juan Bautista al paraje de Las Ovejas. Señala que llevado éste 11 o 12 mas al norte, en donde hace esquina el Salado, y el de San Nicolás 5 leguas más afuera, quedaría paralelos con el de San Javier y a distancia de 6 leguas, con lo cual podrán socorrer a tiro de cañón. El Regidor Roldán y el Alguacil Mayor propone trasladar el fuerte de San Juan Bautista al paraje de Las Ovejas, como ya se hizo en 1788 y erigir un fortín en Las Cañas con 1 oficial y 12 hombres, por ser este lugar por donde penetran los indios. Proponen que en caso de crearse las 25 plazas que se solicitan, se formen 2 compañías de Blandengues, con 62 hombres cada uno, con sus oficiales correspondientes. Admiten el traslado de los fuertes de San Nicolás y San Javier. Se resuelve elevar el expediente al Virrey, para su aprobación. Ante el oficio del 13 del corriente, de Antonio Barrenechea, participando no haberse podido recibir como Mayordomo Receptor de Arbitrios en Buenos Aires por haberse opuesto a ello su antecesor, José Teodoro de Aguiar, pretextando el cobro de algunas deudas y no haberle aprobado sus cuentas el Cabildo, el Regidor Decano expresa que se debe el “infiel pensamiento de perpetuarse en aquel ministerio” y desconocer una legítima providencia del cuerpo, que tiene aprobación del Virrey. Propone se le conmine a la entrega de su empleo y de toda la documentación y caudales bajo apercibimiento de embargársele todos sus bienes, y que se informe al Virrey. Expone extensamente, sobre la actitud de Aguiar, señalando que la Junta de Propios y Arbitrios no aprobó sus cuentas por haberse asignado, sin autorización alguna, el 8 por ciento de comisión, cuando se le había fijado el 6, con su aprobación. El Alguacil Mayor difiere su parecer, pero el Alcalde 1º no hace lugar a ello por no ser de su cuenta y riesgo el nombramiento de Aguiar por no haber asistido al Cabildo que lo dispuso. Adhiere al parecer el Regidor Roldán.

2.
Perteneciente al 2 de Junio de 1790
Tomo XVI A, XVI f 65 v a 71

- No obstante que el Procurador General, en su vista, ha considerado “inútil y perjudicial” el proyecto de conquista del Chaco, mediante la navegación del Bermejo y la erección de fuertes en sus orillas, el Alguacil Mayor manifiesta que dicho plan será de beneficio para esta ciudad. Expone los siguientes puntos: que en la costa sur de dicho río habitan los 14 vecinos siguientes: Mocovíes, tobas, frentones, ovisties, isistines, chunipíes, malbalaes y aquilotes, de los cuales Jerónimo Matorras, Gobierno del Tucumán, en su entrada al Chaco, apreció en 7000 indios de armas, por lo cual con la reunión de las providencias “y con el terror de las armas”, estima se podrán pacificar. Aprecia que deberán aumentarse las 100 plazas de la frontera de esta ciudad a 200, como lo establece la Real Cédula del 1º de abril de 1743, y dividir la tropa en dos compañías a fin de guarnecer con vario fuertes el camino de Santiago, la cual deberá erigir otro fuerte más allá de la (.....) y que Córdoba saque el del Tío, “a iguales para lejos”. Con ello se facilitará el libre tránsito de dicho camino que es más ventajoso que el que va a Córdoba. Señala que fundada la ciudad de Concepción de Buena Esperanza en la costa del Bermejo, se exasperaron los calchaquíes, naticas y callogaes al ver que se ocupaban sus dominios, la destruyeron y se volcaron sobre Santa Fe, por 30 años, obligando a éste a trasladarse a su actual emplazamiento. Que 50 años, con motivo de la entrada al Chaco de Pedro de Urizar, Gobernador de Tucumán, Notiví, caudillo mocoví, huyó y alianzándose a los aguilotes y abipones asolaron la ciudad por 32 años, sin que las tropas auxiliares asignadas por el Gobernador Bruno M. de Zavala hubieran podido contenerlos. Señala que el fuerte que corresponda a la ciudad no sea guarnecido por las milicias de esta ciudad, a fin de que ayuden a los Blandengues, pudiéndolo hacer los de Paraná, Nogoyá, Gualeguay, Gualeguaychú y Arroyo de la China, que carecen del problema del ataque de los indios. Entiende que la navegación del Bermejo es dudosa, por ser muy angosta y permitir el ataque de los indios, desde ambas orillas, porque en épocas de avenidas el curso sale de la madre 203 leguas imposibilitando la existencia de los fuertes en sus orillas, y porque el número de 14 de estos es insuficiente en atención a que el río no corre en línea recta. Que las dificultades de enviar frutos del Paraguay por aquélla vía, según lo señala el Procurador General debe esforzar a esta ciudad a colaborar con el proyecto, y que poco o ningún perjuicio la causará en detrimento de los Arbitrios. Declara que “esta ciudad es la más gloriosa de este Virreinato” por los sufrimientos que padeció y las ayudas que prestó en San Gabriel en 1680, en la guerra contra los guaraníes en el sitio y toma de la Colonia del Sacramento, y conquista de Santa Teresa y Río Grande y en la expedición del río Pardo, razones que hacen que debe seguirse los servicios en pro del rey. Los Alcaldes Ordinarios adhieren al informe del Procurador General, y se dispone elevar el expediente, con los testimonios al Virrey. El Procurador General en respuesta a la vista que se le dio sobre los caudales del ramo del Hospital, accede a que Juan Francisco de Larrechea y Lucas de Echagüe, tomen a rédito $ 500 cada uno, y que se compele a los deudores de los censos vencidos. A propuesta del Alguacil Mayor, el asunto se posterga.

3.
Perteneciente al 28 de Junio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 141 a f 143

- Mediante petición Santiago Andrade solicita de merced el sitio que el cuerpo concedió a Francisco Castillo, por haberse este avecindado en Buenos Aires. Se accede.

- Carlos Piedrabuena Sargento de Milicias, solicita de merced medio solar que linda al sur con Félix Lencinas, al este con Rosa Dávila, al norte con Antonio Piedrabuena y al oeste con tierras baldías. Se le concede.

- Por oficio del 27 del corriente el Sargento Mayor de Ejército Francisco Balcarce, Comandante de las Fronteras y Subdelegado del Sub Inspector remite nómina de las 7 compañías de milicias provinciales y urbanas que ha formado, para que, con intervención del Comandante de Armas proponga los oficiales de los mismos, a fin de que el Virrey expida los despachos correspondientes, “ínterin vinieren los que Su Majestad tenga a bien darles a los de las 2 Compañías de Blandengues Provinciales”. Se propone lo siguiente: 1º Compañía de Blandengues Provinciales de Caballería, Capitán a Juan Manuel Roldán, Teniente a Cayetano Echagüe, Alférez a Juan Antonio Arizmendi; 2º Compañía de Milicias de Caballería de Blandengues Provinciales, Capitán a José de Echagüe, Teniente a Joaquín Galisteo, Alférez a Manuel Villamea; 1º Compañía de Milicias Urbanas, que se compone de reformados, forasteros e inválidos, de Capitán a Martín Francisco de Larrechea, Teniente a Martín Ezpeleta, y Alférez a Juan de Larramendi; 2º Compañía de Milicias Urbanas, que se compone con al gente que servía en la de Roldán, Capitán a Agustín de Iriondo, Teniente a José Palma, y Alférez a Tomás Fornells; 3º Compañía de Milicias Urbanas, de Capitán a Atanasio Figueroa, Teniente a Joaquín Moya, Alférez a Ramón Martínez; 4º Compañía de Milicias Urbanas, con la gente de Coronda, capitán a José Baigorria, Teniente a Pedro Reyes, y Alférez a Manuel Torres; 5º Compañía de Milicias Urbanas, de Capitán a Francisco Javier Suero, Teniente a Ventura Correa y Alférez a Diego Alarcón.

- Mediante pedimento Felipe Reinoso solicita certificación sobre los siguientes puntos que en 1790 se estableció en la ciudad, con su mujer e hijo, e instaló una botica pública con permiso del Cabildo, que la ha administrado en beneficio público, habiendo atendido a algunos pobres por falta de facultativos, y que ha desempeñado con “quietud y honradez”. Se accede.

4.
Perteneciente al 30 de Junio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 143 y f 143 v

- En razón de que las propuestas para los oficiales de las Compañías creadas según el oficio del 27 del corriente, del Comandante General de Fronteras Francisco Balcarce, debieron hacerse con intervención del Comandante de Armas, se dispone que el Alguacil Mayor pase a citarlo. Por haber respondido que hasta el lunes no puede asistir, se suspende el asunto.

5.
Perteneciente al 2 de Julio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 143 v a f 145

- Con la participación del Comandante de Armas Melchor de Echagüe y Andía, se proponen los siguientes temas para la provisión de los oficiales de las Compañías creadas. 1º Compañía de Blandengues de la ciudad: Capitán: Juan Manuel Roldán, Martín Ezpeleta y Juan José de Larramendi; Teniente: Cayetano Echagüe, Juan Crisóstomo Pérez y Rafael Ríos; Alférez: Francisco Antonio Roldán, Francisco Troncoso y José Antonio Abechuco. 2º Compañía de Blandengues de Coronda: El Alcalde 1º propone: Capitán José de Echagüe y Andía, Domingo Alarcón y Mariano Baigorria; Teniente: Juan Segundo Vergara, Pedro Reyes y José Candioti; Alférez: José Ignacio Troncoso, Miguel Jerónimo Cabral, y José Gabriel Olivera. El Comandante de Armas expresa que es indecorosa la propuesta hecha en José de Echagüe y Andía y José Ignacio Troncoso, por ser vecinos de esta ciudad y porque el partido cuenta con sujetos capaces para ello. Propone a los siguientes vecinos de Coronda: Capitán Juan Segundo Vergara, Pedro Reyes, y Narciso Lares; Teniente: Mariano Baigorria, Manuel Torres y José Candioti; Alférez: Judas Tadeo Vergara, Pedro Rodríguez y Miguel Jerónimo Cabral. El Alcalde 2º adhiere a la propuesta del Comandante de Armas. El Alguacil Mayor se conforma con la del Alcalde 1º porque en dicho partido no se encontraría sujetos con las condiciones de José de Echagüe y Andía, porque los que la tienen como Manuel Antonio Zabala y Juan José Redruello están empleados en el correo, y que deben hacerse los nombramientos en los vecinos de esta ciudad de mayor distinción. El Regidor Juan Francisco Roldán hace suya la propuesta del Alcalde 1º. 1º Compañía de Milicias Urbanas de esta ciudad: Capitán: Agustín de Iriondo, Teodoro de Larramendi y Manuel Echagüe; Teniente: José Besares, Baltasar Martínez y Luis Caminos; Alférez: Luis Sierra, Juan José Escalada y Juan Ignacio Basaldúa. 2º Compañía de Milicias Urbanas: Capitán: Antonio Zarza, Francisco Piedrabuena, Vicente Forcada; Teniente Juan Antonio Arizmendi, Juan Mier y Manuel Aragón, Alférez: Bernardo Cabrera, Francisco Páez y Ramón Martínez. El Comandante de armas se opone a la propuesta de Zarza, por sus muchos años como por su gordura y propone al actual Capitán Atanasio Figueroa. 3º Compañía de Milicias Urbanas: Capitán José Palma, Julián Gálvez y José Ramón Vega; Teniente Manuel Fernández Valdivieso, José Antonio Echagüe y Francisco Javier Roldán. Alférez Tomás Furnell, Antonio Santa Cruz y Juan Miguel Basaldúa. 4º Compañía de Milicias Urbanas de Corona: Capitán José Baigorri, Ambrosio Leiva y Manuel Redruello; Teniente Judas Tadeo Vergara, Ignacio Martínez y Vicente Jiménez; Alférez José Hereñú, José Cevallos y Nicolás Cabrera. 5º Compañía de Milicias Urbanas de Corona: Capitán Francisco Javier Suero, Martín Celada y Andrés Gómez; Teniente Ventura Correa, Javier Ríos y Alejo Leiva; Alférez Carlos Zabala, Francisco Fontanilla y Francisco López.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe