Resultados 0 - 5 de aproximadamente 3 de "Construcciones Iglesia Parroquial" en período de 1532 a 1900
1.
Perteneciente al 21 de Agosto de 1662
Tomo IV, *I-1-1/IV-F.115-I-1-1/IV-F.116

El capitán Bernabé Arias Montiel, procurador general solicita, porpetición, testimonio de los autos obrados sobre el derecho de alcabala,y la designación de un apoderado ante el gobernador y la real audiencia. Se accede a ambas cosas, nombrándose a los vecinos de Buenos Aires,Cristóbal Rodríguez y Mateo de Vendaños.

Con motivo de haber llegado algunas partidas de vino, se rebaja su precio de 16 pesos a 14 pesosla arroba, con la obligación de que se venda exclusivamente en la pulpería de José Rafael Ballesteros, atento a la limosna que tiene ofrecida para la construcción de la iglesia parroquial.

2.
Perteneciente al 27 de Julio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 149 v a f 154 v

- Ante las fallas señaladas por el Procurador General en la entrega que Manuel de los Ríos Gutiérrez hizo al cura Fray Francisco Leal de la reducción de los indios charrúas de Cayastá, el Alguacil Mayor propone: poner preso al ex administrador hasta que reponga lo faltante y extrañar sus hijos hasta 20 leguas del mencionado pueblo; que el Virrey le concede al Cura los sínodos de 5 años, que se autorice al Comandante de Armas para que disponga una partida de 20 “milicias naturales”, a fin de “hacer adobar, cortar madera y paja” para construir la capilla, recoger con dicha tropa las familias dispersas y permitirle al cura que recoja una limosna entre los criadores de ganados para mantener los milicianos y los indios hasta tanto se pueda adquirir ganado. Los restantes capitulares deciden que atento a la pobreza de los Ríos Gutiérrez, se lo oiga antes de ponerlo preso, no enviar la partida de milicianos porque sería hacerlos trabajar en balde y que el pueblo “se extinga” en razón de que sólo hay en él 14 indios de trabajo y su cura no lo atiende debidamente. Proponen que los charrúas se agreguen al fuerte de San Nicolás, donde se hallan los abipones de la reducción de Santiago.

- El Virrey por oficio del 5 del corriente, ordena requerir a los curas y compañeros de las reducciones del distrito, posean las respectivas licencias para ejercer las funciones parroquiales. Por otro oficio de igual fecha, manda que se le informe el resultado de las referidas diligencias, nómina de los religiosos, orden a la que pertenece y vacantes producidas. El cuerpo dispone su cumplimiento.

- Por oficio del 16 del corriente, el Virrey remite el que le cursó el Sargento Mayor Francisco Balcarce, junto con el plano en que se sitúa los parajes más convenientes para trasladar los fuertes, ordenando el informe pertinente y la devolución de los documentos.

- Mediante oficio del 13 del actual, el Virrey Manifiesta que el cura de Cayastá Fray Francisco Leal, le ha participado que se entorpecen sus ordenes del 14 de abril y 18 de junio, sobre el reintegro de los interes de la reducción y se evite la dispersión de los indios, proponiendo el reemplazo de Antonio Zarza, comisionado por el cuerpo, para que proceda con imparcialidad. El Virrey señala que, por otro conducto, ha tenido noticia de que un capitular trata de favorecer a Manuel de los Ríos Gutiérrez, acobardando a los que quieren clarificar el asunto, y habiendo separado de las actuaciones al Alguacil Mayor y dejándola a manos de un mero escribiente que tiene dependencia con dicho capitular, reclama absoluta presidencia e imparcialidad. El Presidente manifiesta que se considera afectado por dichas declaraciones y difiere su parecer.

- Por oficio del 2 del corriente, la Real Audiencia ordena al cuerpo y al Alcalde 2º para que informen, juntos o separados, sobre la representación del Alcalde 1º contra el Alguacil Mayor por la falta de celo en el cuidado de la cárcel. Se posterga su tratamiento.

- El Comandante de Armas, mediante oficio del 25 del actual, hace saber que en junta celebrada el 21, se recibió orden de la Junta Provincial de Aplicaciones para que se entregue a los mercedarios el Colegio que fue de los jesuitas, y teniendo el cuerpo ocupada una habitación como Sala Capitular y otras tres para los presos, de ambos sexos, solicita disponga las medidas para verificar la orden. En razón de que el edifico está destinado a Cabildo, Archivo y Cárcel, y no haber donde trasladar los mencionados, se dispone que el cuerpo suplicará a la referida Junta la suspensión de la orden, dándose cuenta al Virrey y a la Real Audiencia. Se difiere la resolución.

- Mediante un escrito el Capataz de San Antonio José Godoy y Plaza hace saber que al llegar a la estancia para herrar las haciendas se encontró “con más indios que ganados”, y señala que por el alboroto que causan en el “pastadero” los animales se pasan al Saldo. Solicita pedir al Comandante de Armas 10 soldados para que corran la costa de dicho río y hagan retirar esa indiada. Se accede.

- El Alguacil Mayor participa que por haber depuesto el Alcalde 1º al Teniente de Alguacil Mayor Francisco Acosta, sin darle a conocer los motivos, había designado a José de Viso. El Presidente hace saber que ello se debió, en primer lugar, a que no sabe leer ni escribir, acostumbra embriagarse y a que esta semana, habiendo un preso gravemente enfermo lo mandó llamar para que abriera el calabozo para administrarle los santos sacramentos, no presentándose y luego desobedeciéndole por no darle la orden en papel. Lo puso preso en la guardia y lo abandonó. Considerando que Acosta no sabe leer ni escribir, el cuerpo lo declara separado de su empleo y admite la designación de Viso.

3.
Perteneciente al 3 de Agosto de 1792
Tomo XVI A, XVI f 148 y f 148 v

- No asiste el Alguacil Mayor por estar ocupado en el inventario de los bienes del finado Domingo Maziel.

- El Presidente informa que la Junta de Temporalidades admitió suspender la entrega del Colegio hasta tanto el Cabildo informa al Virrey y a la Real Audiencia, tal cuál se ordenó en el acuerdo anterior.

- Ante el informe que pide la Real Audiencia en oficio del 2 de junio, diferido en el anterior acuerdo, a raíz del que le cursó al Alcalde 1º, al 2º y al Regidor manifiestan que lo evacuarán por separado en el próximo correo.

- En cumplimiento de las órdenes del Virrey de que los curas de los pueblos de indios exhiban ante el Cabildo las licencias sobre sus jurisdicciones eclesiásticas para las funciones parroquiales, el Fray Francisco Leal, Cura de Cayastá, declara ser franciscano, no tener compañero en dicho pueblo y presenta una del Obispo Manuel Ozamor y Ramírez, del 13 de enero de 1790, y otra del Virrey Nicolás Arredondo, del 26 de marzo de dicho año.

- Mediante un escrito, los albaceas de Pedro Bárbara Gaviola hacen saber que en una de las cláusulas del codicilo, éste deja $1000 para la construcción del Hospital. Para percibirlo ofrecen la quinta del finado, con la condición de reintegrársele el resto de su valor, estimado en $1500. Por estar tratando la erección de dicho establecimiento sobre la base de la aplicación del Colegio, y carecerse de fondos, no se hace lugar a la oferta.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe