Resultados 0 - 5 de aproximadamente 5 de "Fuerte Feliu" en período de 1532 a 1900
1.
Perteneciente al 4 de Abril de 1789
Tomo XV B, XV f 364 v a 368 v

- Respecto de informe que ordena el Virrey, por oficio del 9 de marzo, ante las propuestas del Comandante de Armas, 1º expone: que es necesario trasladar el fuerte de San Nicolás 4 leguas más al norte, y el de San Juan Bautista 10 o 12 en el mismo rumbo, que es preciso aumentar en 25 plazas las 100 que componen la dotación de Blandengues, a cubrirse con los Arbitrios; que solamente se “condecora” al Capitán de dicha Compañía, con el título de “Comandante de los vagos”, para establecer a éstos en las inmediaciones de los fuertes, y a los indios de Santiago, en el fuerte de San Nicolás, donde se hallan, y que no se haga novedad en la dependencia de las Milicias, que deben continuar a la orden del Comandante de Armas; que es conveniente reunir a las “familias vagas” en la frontera, alrededor de algún fuerte, como lo han representado los vecinos de Coronda y del Salado, por los perjuicios que causan a sus ganados; que se socorra a los mencionados indios con vacunos y laneras para su manutención y vestuario, proponiendo que en lugar de suministración una res diaria, como se hace desde 3 años por orden de la Superintendencia, se les forme una estancia, con vacunos y lanares de cría, a fin de mantenerse “con los multíplices” y evitar que el gasto prosiga; que los costos de “refacción, construcción y traslación de los fuertes”, se haga como siempre, con los Arbitrios; que se repare de San Javier por estar arruinado, desistir de la propuesta de mudar el fuerte de San Juan Bautista al Arroyo de las Ovejas, sito 34 leguas a norte de la ciudad, por lograr distancia, y no ubicar ninguno en dicho lugar ni en el paraje de Cayastá, por ser de mala guarda y “piso enfermizo”, sito en donde se estableció, en pueblo, los chascomúes en 1749. El Alcalde 2º y el Alguacil Mayor difieren su parecer para mejor informarse, proponiendo citar para este asunto, al Regidor Juan Francisco Roldán. El Alcalde de la Hermandad de Coronda por oficio del 1º del corriente, remite la lista, firmada, de los vecinos que han ofrecido su contribución para la creación de la nueva población que han propuesto, que incluya 4 de la ciudad, que son hacendados del partido. Se dispone elevarla al Virrey, junto con las demás actuaciones de la materia. En la visita de Cárcel se hallaron los siguientes presos: José Antonio Andino y Melchor Lares, por muerte de Bernardino Abalos; Juan José González, por ladrón; Sebastián Martínez, por camorrero; Salvador Cayuri, por muerte; Juan Antonio Gaona por adulterio; Calixto Basualdo y Pedro Leyva, por heridas, Pedro Antonio Reura por muerte; Francisco Javier Basualdo, por ladrón; Lucas Romero, por ladrón; José Pérez, por herida, Pablo, negro esclavo, por muerte; Feliciano Silva y Francisco Leyva, por muerte; Pedro Casco, por heridas; Manuel Fernández (a) el quebrado por muerte; Juan Antonio Rodríguez, José Ignacio Perulero e Ignacio Covay, por muerte; Nicolás de los Angles Feliú y Pedro Tomás Cuello, por contrabandista, José Castello, por heridas; Pedro José Flores, Pedro Pablo Denis, Juan José Leyes, Baltasar Cepeda, José Ignacio Ramírez y Domingo Rocha, por jugadores; Patricio Caco, por deuda; Juan Vicente Contreras por “amores”; Pedro Moreyra por enamorado; y José Aguirre, por andar con cuchillo y haberse resistido a la autoridad. Se pone punto a las causas civiles “hasta el lunes de la semana de Cuasimodo”.

2.
Perteneciente al 24 de Marzo de 1794
Tomo XVI A, XVI f 255 a 262

- El Procurador General responde a la vista que se le dio del oficio del Virrey del 18 de febrero, referente al informe dado por la Junta de Diezmos, el 4 de octubre último. Se dispone elevar a dicho mandatario, testimonio de esa respuesta y de todos los documentos relacionados con el asunto. Se resuelve enviar al Virrey la orden que dio el Gobernador Interino, el 13 de agosto de 1788, para que la corrobore, respecto de no haberse cumplido por falta de dinero en el ramo de Arbitrios. El Alcalde 2º manifiesta que ha sido constante preocupación suya procurar algún remedio para esta “cadavérica república”, próxima “ a su total desolación y ruina” por el permanente asedio de los indios del Chaco y la falta de comercio. Señala que uno de los medio que ha discurrido consiste en la permanencia en el mando del Comandante Militar Prudencio María de Gastañaduy. Señala que la actividad puesta por éste desde su llegada, sirvió para contener los ataques de los infieles, tales como los ocurrió últimamente, contra el fortín principal, San Nicolás, alias la Pelada, y San Juan Nepomuceno, en los Calcines, donde causaron 7 muertos. Destaca su labor en el traslado y construcción de los fuertes como el de Nuestra Señora de la Soledad, alias Arredondo, el de la Virregna, en los Unchales, sobre el camino a Santiago, tan importante para el comercio del Perú, el del Feliú, alias San Prudencio, en Esquina Grande, en cuyas obras manejó con sumo ahorro el raudal de Arbitrios destinados para ello, y en los que trabajaron los mocobíes de San Pedro, y San Francisco Javier, a quienes logró atraerse, obteniendo la conversión del Cacique Evancoiri, uno de los más aguerridos. Detalla el combate que libró, con la ayuda de dichos indígenas, ante el ataque que amenazaban por Esquina Grande, y a la valerosa actuación persona que le cupo en esta campaña, con su Ayudante Mayor Martín Francisco de Larrechea, y José de Echagüe, mediante la cual hizo prisionero a los principales caciques, a quienes trajo a la ciudad y los agasajo en su casa. Ante lo expuesto propone solicitar lo recomiende al soberano para que continúe en el mando militar y se le conceda el gobierno político, y que se le asigne un sobre sueldo o gratificación, que podría consistir en los cueros de las reses que consume la tropa. El cuerpo accede a la propuesta, adhiriendo a los términos y conceptos expresados por el Alcalde 2º, disponiendo remitir al Virrey testimonio de dicha exposición y de este acuerdo, para que la eleve al Rey.

3.
Perteneciente al 29 de Agosto de 1794
Tomo XVI A, XVI f 273 a 274 v

- No asiste el Alguacil Mayor José Manuel Troncoso por estar preso en el fuerte Feliú de orden del Comandante de Armas. Las cuentas por la invención de Propios y Arbitrios presentada a la Junta de Municipal, el 1º del corriente, por José Manuel Villaseñor se trasladan al Procurador General, Gabriel de Lassaga, para que los “repare revea y critique”, y luego los devuelva al Cabildo. Mediante un manuscrito, Francisco Antonio Candioti y Juan Ventura Denis, remiten la carta que les cursó el Sargento Mayor del partido de Paraná José de la Rosa, en la que les avisa que en el paraje de Tigre, entre los cueros acopiaos por varios mercaderes, se hallan varios de sus marcas, de Francisco Colobrán y del hermano del Sargento Mayor. En consecuencia, solicitan al cuerpo se atajen esos excesos. Considerando de acuerdo con lo informado por de la Rosa, que, además se hallan cueros orejanos, el cuerpo resuelve comisionar a éste para, inspeccionar los acopiados en dicho paraje y en toda la jurisdicción, levante una información y aprehenda a los delincuentes y los conduzca a la Bajada. Por un oficio, el Cura de la Ciudad, Juan Antonio Guzmán participa que el Papa Pío VI ha concedido 15 indulgencias, las cuales por insinuación suya, el Obispo ha aplicado 3 para los días de Desagravios del Santísimo Sacramento, 1 para San Jerónimo y otra para San Roque. Solicita el cuerpo anunciar las gracias mediante carteles. El cuerpo resuelve agradecer y responderle que no se hace cargo de fijar anualmente los avisos.

4.
Perteneciente al 3 de Septiembre de 1794
Tomo XVI B, XVI f 274 v a 276 v

- Mediante pedimento, Gregorio Cardozo, vecino de la Capilla del Rosario, solicita se le declare por reformado, y por reformar, y por consiguiente no volver a servir como Sargento, en razón de sus achaques habituales y por la “costumbre inveterada” que los han sido Alcalde de la Hermandad pasan a revistar en la situación pedida. El cuerpo declara carecer de competencia para determinar el asunto, pero dispone ocurrir al Virrey con informe del Comandante de Armas, para que se sirva hacer valer dicho privilegio por “ser antigua la costumbre”. Por oficio del 31 de agosto – que se transcribe – dirigido al Alcalde 1º, el Comandante de Armas. Prudencio María de Gastañaduy, participa que “por justos e indispensables motivos” ha remitido preso al Alguacil Mayor José Manuel Troncoso al Fuerte Feliú en donde deberá permanecer hasta segunda orden del Virrey, por lo cual solicita la designación de un interino. El cuerpo nombra Alguacil Mayor interino a Juan Remigio Benítez. Mediante pedimento, el Procurador General Gabriel de Lassaga, solicita el inventario o apéndice de las partidas y documentos de las cuentas de Propios y Arbitrios, necesario para la inspección de dicha rendición. Se accede. Por otro pedimento el Procurador General queda enterado de la pretensión del Alcalde 1º relativa a conferir poder a Cecilio Sánchez de Velazco, vecino de Buenos Aires, para que se establezca el Hospital de acuerdo con la propuesta de dicho Alcalde 1º, hecha al Virrey el 11 de febrero último. A su pedido, se le extenderá testimonio de las 2 providencias que el Virrey dirigió al cuerpo y la que cursó el Alcalde 1º. Se dispone encargar el sermón para la función de los Desagravios al P. Gregorio Aguiar, y hacer el convite acostumbrado.

5.
Perteneciente al 28 de Marzo de 1795
Tomo XVI B, XVI f 301 v a 304 v

- El Alcalde 2º expone que en atención a que el Alguacil Mayor José Manuel Troncoso fue arrestado por la Comandancia de Armas en el fuerte de Feliú hasta segunda orden del Virrey, por “contumaz y rebelde y negativo” el cumplimiento de autos superiores, y que en la Real Audiencia está pendiente, junto con otras, las causas invocadas por denuncia contra los miembros del Cabildo, no debe ser admitido en éste hasta ser “purificado y vindicado” en dichas actuaciones. Y propone que la reposición de su empleo, sea nada más que lo referente a sus funciones ejecutivas. El Alcalde 1º adhiere a dicha exposición. Se dispone la inspección de las cuentas por los gastos hechos en la repoblación de los pueblos de indios de la frontera, rendida por el Comandante de Armas Prudencio María de Gastañaduy, y girados por la Junta de Propios y Arbitrios. Mediante memorial el vecino Lucas Taborda solicita se le de posesión del sitio que años atrás le concedió de merced el Cabildo, en razón de que por muerte de Vicente Hereñú, comisionado para dársela, no pudo evitarlo. Se accede disponiendo que si lo solicita, se le de testimonio de la escritura, pues el original debe quedar en el libro de posesiones mandado formas. En la visita de Cárcel, se hallaron 8 presos: Menegildo Gómez, por orden del Comandante de Armas; José Vicente Contreras, por causa civil; y los restantes: José Ignacio Rodríguez, José Antonio Geona, José Ignacio Perulero, Gregorio García, Francisco Toro y José Insaurralde, por causas criminales. Atento a la asunción del nuevo Virrey, Pedro Melo de Portugal, y a lo ordenado por el cesante, Nicolás de Arredondo, se ordena luminarias para los días 5, 6 y 7 de abril, y la fijación de carteles anuncia toros por no poder hacerse por bando, con motivo de la solemnidad de Semana Santa, que se inicia mañana. A los contraventores, se los multará con $1. Se pone punto a las causas civiles, debiendo correr como es costumbre, las criminales, y las de testamentaría, “respecto a la preferencia que a esta clase de asuntos les dan nuestras leyes”.

Obs. : En f. 304 y v, se halla la cabeza de un acta de la Junta de Propios y Arbitrios realizada el 1º de abril de 1795. en razón de incluirse en el libro capitular, el Escribano interrumpe el documento. Indica que, asisten el Alcalde 1º interino Regidor Juan Francisco Roldán, el Alcalde 2º Juan de Pereda y Morante y el Procurador Síndico General José Teodoro de Larramendi, y que la sesión se efectúe en la casa del primero.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe