Resultados 0 - 5 de aproximadamente 7 de "Rincon de la Mula" en período de 1532 a 1900
1.
Perteneciente al 25 de Junio de 1726
Tomo IX, IX f 319 a 321

- Copia del exhorto de la fecha que el cuerpo cursó al Teniente de Gobernador Francisco de Ziburu, a fin de que informe sobre los ataques de los indios, y respecto de las providencias dispuestas para la defensa de la ciudad, ante la declaración del ex cautivo Marcos Saucedo, de que será asaltada de día, en la luna venidera.

- Copia de la respuesta, haciendo saber: que en la estancia de Páez robaron todos sus ganados; que el 31 de mayo mataron dos soldados en el fuerte de Ramírez, , llevando los pocos animales que este tenía, y los caballos y mulas de un pasajero cordobés; que en la mañana del 21 de corriente mataron dos soldados del fuerte de Santo Tomé; que el mismo día, “a la sobretarde y a la noche”, asaltaron en Barracas, la estancia del Alférez Real Ignacio del Monje, en el Rincón de Gaboto, sobre el Carcarañá, llegando hasta “la esquina” de este río, en donde causaron 5 muertes y cautivaron dos mujeres y un niño. Informa que hará la defensa de la ciudad, citó a las Compañías de Coronda, Salado y Los Arroyos, para el día 24 y por no haberse presentado, ordenó a un Alcalde de la Hermandad traer de la otra banda del Paraná toda la gente allí existente, vacas y caballos, lo que no podrá efectuarse a la brevedad por la creciente. Expresa que se carece de recursos para la defensa y que recién ha conseguido chasqui para enviar un propio al Gobernador y la citación para que las tres Compañías se reúnan en la Capilla de Coronda.

2.
Perteneciente al 29 de Mayo de 1767
Tomo XIII B, XIII f 406 a 407 v

- El Alcalde 1º participa que informó al Cura Vicario Dr. Antonio de Oroño sobre el pedido hecho a favor de los vecinos de los partidos del Salado y Rincón, respondiéndole que ésta presto para designar los Tenientes de Curas en ambos pagos. Se difiere para otro acuerdo elegir los sitios o parajes en donde se levantarán las capillas y arbitrar los medios para su construcción. El Alcalde 2º informa: haber notificado a José Aguilar que debe retirar sus animales fuera de la ciudad; haber concertado el sermón para el Patrón San Jerónimo con Fr. Francisco Gutiérrez; y que dispuso el novenario a dicho patrón. En cuanto al pedido formulado por el Regidor Decano Juan de Zevallos, se dispone admitirle sus inasistencias como capitula y no hacer lugar al case hasta agosto, como Procurador General y Defensor de Pobres y Menores.

3.
Perteneciente al 22 de Junio de 1767
Tomo XIII B, XIII f 408 v a 410

- Se resuelve que la capilla del Salado se levante en “el paraje más cómodo que hubiere en la cercanía de la estancia de Antonio Martínez”. La construcción y señalamiento de terreno se comete al Regidor Propietario J. Fernández Villamea, quien deberá convocar a todos los vecinos del Salado y Ascochingas, para que contribuyan a la obra de acuerdo con sus posibilidades. La elección de sitio y fábrica de la de Rincón se encarga al Regidor Propietario José Isidoro de Larramendi, quien procederá en la forma indicada, para colectar medios. Mediante petición, el Procurador General Juan de Zevallos, solicita que se impida el uso de los pasos de Barrancas y Coronda para cruzar caballos, mulas y ganados”, , en virtud de los documentos que amenaza. Se dispone que el Teniente de gobernador ordena a los Sargentos Mayores de Los Arroyos y Corona no permitirán transportar ganado de ninguna clase por dichos pasos, sin licencia suya o del Cabildo.

4.
Perteneciente al 26 de Agosto de 1771
Tomo XIV A, XIV f 162 a f 163

- Juan Francisco de la Riba Herrera, Gobernador de las armas y Presidente de la Junta Municipal de Temporalidades, por nota del 24 del corriente, solicita para cumplir ordenes del Gobernador, que el cuerpo informe sobre las canoas que son indispensables para el comercio de la ciudad, y pide que el Cabildo designe a dos de sus miembros para verificar la respectiva ejecución. Se estima que son necesarios “una balsa de dos canoas y otra suelta” en cada uno de los pasos del Río Salado: Santo Tomé, Ziburu, Catalán y Aguirre, y cuando el río está bajo, 6 canoas pequeñas para el pasaje de los caballos de atahonas, saca de pastos y conducción de agua, dos grandes para el transporte de la paja para techar, y una balsa de dos canoas para que los horneros puedan pasar la chirca que usan para quemar. En el Rincón, se consideran indispensables 8 canoas pequeñas, tanto para el paso de los caballos y mulas que se dirigen a Misiones, Corrientes y Paraguay, como para transportar a Santa Fe los frutos de las chacras de dicha zona. Para el tráfico a la Bajada se indican seis botes o canoas grandes y 6 pequeños para el pasaje de las boyadas de Corrientes y maderas a esta ciudad. En razón que las medidas del Gobernador se dirigen “solo a cortar el ilícito comercio”, considera conveniente establecer una guardia en la boca del río, por ser “el tránsito indispensable que tienen las embarcaciones contrabandistas”. Para lo solicitado por Riba Herrera, se designa al Alférez Real y al Regidor Juan de Zevallos.

- A requerimiento del Gobernador, que ha recibido el informe y las cuentas de los arbitrios, se dispone el envío del despacho original que motivó esas diligencias.

5.
Perteneciente al 10 de Enero de 1791
Varios Documentos 1634 - 1816, Varios documentos, Legajo 20 f 05 v a 07

- Mediante pedimento, el vecino Antonio José Arruda, solicita de merced una cuadra para quinta, sita en la inmediación de la Capilla San Antonio, que linda por sus cuatro rumbos con tierras realengas. Se le concede, en atención al beneficio que resulta extender la ciudad y al que gozarán los vecinos con dicha quinta. A su pedido, se concede de merced, al vecino Cristóbal Pascual, una cuadra en cuadro, sita a extramuros, y que a las repetidas quejas que formulan los vecinos de la campaña por los continuos robos de ganados, y desórdenes, y a que los Alcalde de la Hermandad no pueden atender toda su jurisdicción, en virtud de que el Virrey autorizó la designación de 3 jueces Pedáneos por oficio del 13 de febrero de 1789, el cuerpo designa los siguientes: para los Desmochados, a José de Vera; para el conmedio (Ascochingas) del Salado al Saladillo, a Francisco Piedrabuena, y “para la otra banda del Paraná, en esta banda de Nogoyá”, a Juan de Sola. Y en razón de que los Jueces Pedáneos respectivos no pueden atender su distrito, se designan los siguientes Comisionados: para el paraje de Hernandarias, a Ramón Hernández; para Rincón a Miguel Vallejos, y para la otra banda del Salado a Joaquín Moya. Se dispone citarlos para su recepción, y requerir al Comandante de Armas les franquee los auxilios necesarios.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe