Resultados 0 - 5 de aproximadamente 6 de "Rodriguez Manuel Comerciante" en período de 1532 a 1900
1.
Perteneciente al 14 de Octubre de 1620
Tomo I Segunda Serie, *I-1-1/I-F.329

El fiel ejecutor Bartolomé de Angulo informa que ha tomado las disposicionespara que los comerciantes exhiban las pesas y medidas.

2.
Perteneciente al 8 de Abril de 1652
Tomo III B, *I-1-1/III-F257v-I-1-1/III-F.260

-El fiel ejecutor informa sobre la diligencia de verificación de lacarga de la barca de Manuel Rodríguez, de la que permitió llevasen algunos bastimentos. En cuanto al vino, como su existencia es poca,se resuelve que de las 20 botijas que hay en labarca de Miguel deLencinas, se descargan 12 para consumo de la ciudad.

-Setrata la petición presentada el día 6 por el procurador Mateode Lencinas,referente al privilegio que goza Asunción sobre el ganado cimarróny yerba. Se resuelve atento la carencia de propios, que de 'hoy enadelante' se apliquen, por analogía,impuestos a los ganados cimarronesrecogidas en la jurisdiccióny a la yerba y vino que entra a la ciudad,haciéndose cargoel cabildo de la venta de este último producto. Dichos gravámenes tendrían vigencia hasta completar el traslado de la población, 'por la necesidad urgente que esta ciudad tiene de proseguir su mudanza'.

3.
Perteneciente al 20 de Enero de 1778
Tomo XIV B, XIV f 533 a f 535

- Mediante petición el Procurador General Fernando de Aguirre, que convocó al acuerdo, hace saber, por noticias recibidas de Buenos Aires, que su Majestad determinó el establecimiento del estanco de tabaco en polvo y rama en todas las ciudades del Virreynato, y que siendo el producto de este ramo uno de los principales de la recaudación de los arbitrios, al dejar de percibirse los dos reales por cada arroba neta, no podrá mantenerse la Compañía de Dotación ni menos pagársele sus medios sueldos. Propone que “así como los dueños conductores del tabaco” contribuyen este derecho, en el Paraguay se le descuenta a los vendedores una cantidad equivalente. Se resuelve elevar la petición al Virrey para que aclare la duda y se adopte el procedimiento propuesto por el Procurador General o el que estime más conveniente. Se notificará al apoderado Martín Antonio Perales para los trámites de su despacho.

- Se encarga al Alférez Real tomarle juramento al electo Alcalde de la Hermandad del Paraná, por carecer de la “decencia” correspondiente para presentarse a Cabildo.

- El Regidor Juan Francisco Aldao hace saber que, por carta particular, el agente en la corte, Diego Muñiz le informa que han nombrado 3 procuradores en el consejo para la atención y trámite de los asuntos de Indios, por lo cuál los costos serán ahora mayores. Le manifiesta que en más de 2 años solo se remitieron $500, ya gastados y para que se le envíe otro caudal propone: 1) requerir a los siguientes comerciantes y al Capitán de la Compañía de Dotación las cantidades que ofrecieron para la defensa del puerto: Manuel Carballo, José Tarragona y Francisco Solano Frutos, $100 cada uno, Manuel de Toro $50 y Julián Rodríguez y Francisco Estecha $25; 2)solicitar a todos los hacendados de la ciudad y su jurisdicción un cuero de toro, que en España cuestan el triple que aquí, sin más costo que su conducción a Buenos Aires, pues el flete a la Península se paga en Cádiz; 3) destinar el producto de la venta de ganado de marcas no conocidas que se recojan en Los Arroyos y costas del Carcarañá. Se resuelve encargar al Teniente de Gobernador percibir las cantidades señaladas en el punto 1º para cumplimentar el 2º, se dispone que el Alcalde 1º formule el pedido a los hacendados de la ciudad, y los Alcalde de la Hermandad a los de los partidos de Coronda, Los Arroyos y Paraná. Y para verificar el 2º, el Teniente de Gobernador designará una persona para recoger el ganado que se depositará en la estancia del Regidor Juan Francisco Aldao y a su disposición, con la obligación de entregar 4 reales por cabeza a la ciudad, que se compromete a abonar dicho precio cuando se presenten los dueños.

- En razón del gran desorden que se experimenta en el partido de Paraná por la matanza de ganados ajenos, marcados y orejanos, que luego venden a los mercaderes, se resuelve comisionar al Alcalde de la Hermandad la vigilancia de estos hechos y las ventas de cuero.

4.
Perteneciente al 22 de Junio de 1801
Tomo XVII A, XVII f 32 v a f 37

- Continuando el acuerdo anterior, sobre la igualdad de los derechos de la yerba, los Alcaldes ordinarios proponen que para considerar la materia se traigan a la vista las Reales Cédulas de 1726 y 1743 y la Real Provisión de 1739. El Alférez Real expone que como comerciante de muchos años, con experiencia en la Provincia, Paraguay, Chile y Córdoba, vecino y natural de Santa Fe, Juez que ha sido de ella, juzga conveniente que los derechos de la yerba de Santa Fe se igualen a los de Buenos Aires. Manifiesta las razones siguientes: Abolido el puerto preciso, los comerciantes de Paraguay, lo hubieran podido utilizar como puerto intermediario, pero la desigualdad de los derechos han llevado a esta ciudad a su ruina. El comerciante que viene a ella debe pagar su salida 19 reales y 3 cuartillo por cada tercio de yerba, en tanto que en Buenos Aires solo 13 y 3 cuartillos, obligándolo a dirigirse a la capital por la “diferencia notable”. Por este motivo, los negociantes de Paraguay no arriban a Santa Fe. Formula consideraciones sobre el comercio, reiterando que dicha igualdad significará la llegada de vendedores del Paraguay y compradores de todas partes. Solicitan se testen los términos agraviantes al Cabildo que el Procurador General consigna en su solicitud, y rechaza sus fundamentos por la ninguna práctica que tiene del comercio. A su pedido se insertan en el acta los cálculos comparativos que hizo sobre la base de 100 tercios de yerba enviados desde Paraguay a Buenos Aires y Santa Fe, que arroja una diferencia de $52 y 7 ½ reales; cálculos de transporte en carretas a Buenos Aires y Santa Fe desde Córdoba, Santiago del Estero, Perú y Mendoza.

- El Alguacil Mayor adhiere a ese dictamen y el Regidor Fernando Rodríguez Valdivieso difiere su parecer para consultar con algunos “vecinos honrados” por no ser práctico en el negocio de la yerba.

- El Teniente de Gobernador Prudencio María de Gastañaduy, manda traer a la vista las ordenes requeridas por los Alcaldes ordinarios.

5.
Perteneciente al 30 de Junio de 1801
Tomo XVII A, XVII f 38 v a f 41 v

- Continuando sobre la igualdad de los derechos de sisa sobre la yerba, y luego de leerse la Real Cédula de 18 de agosto de 1726, auto de la Real Audiencia de la Plata del 18 de junio de 1739 y Real Cédula del 1 de abril de 1743, los Alcaldes ordinarios exponen que la ciudad goza del privilegio del puerto preciso y que éste se halla suspenso por una providencia interina del Virrey Vertíz. Manifiestan que en virtud de lo mandado por las referidas órdenes resulta “perjudicial y gravoso” al comercio de Santa Fe la igualdad de derechos, pues si los comerciantes del Paraguay, a pesar de los dos reales por tercio que pueden pagar en esta ciudad, prefieren seguir a Buenos Aires, con más de 100 leguas de camino, y en donde deben pagar 6 reales, nadie se detendrá en Santa Fe, con lo cuál se perderá el corto comercio que ha quedado. Proponen que el testimonio de las citadas disposiciones y de esta exposición, se agreguen al dictamen del Procurador General, a fin de remitirse al Virrey para su determinación.

- Mediante pedimento Juan Crisóstomo Pérez, Párroco domiciliado en el Obispado de Chile, solicita certificación sobre los puntos siguientes: legitimidad y nobleza de su nacimiento y mayores, de su educación y crianza católica, sobre los servicios que hizo a sus padres costeándose el viaje para buscara su progenitor y traerlo a esta ciudad de donde faltaba desde 19 años, sobre su desempeño de Procurador General y Defensor de Pobres y Menores, y en varias artes liberales, principalmente en construir edificios, sin haber tenido más que aplicación e ingenio, sobre su ejercicio como Mayordomo de la fábrica de la Iglesia Matriz. Se accede, menos el último punto.

- El Alcalde 2º se despide del cuerpo, con motivo de ausentarse a Buenos Aires con el Alférez Real, como diputados ante el Virrey. El Regidor Fernando Rodríguez Valdivieso asume dicha vara.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe