Resultados 0 - 5 de aproximadamente 20 de "Suero Francisco Javier" en período de 1532 a 1900
1.
Perteneciente al 17 de Mayo de 1720
Tomo VIII, VIII f 106 v a 110 v

Copia de Real Cédula enviada al Gdor. de Bs. As. y al Cabildo de Santa Fe en la que se presenta Carta escrita por el Virrey del Perú, para que la ejecuten y cumplan..

Copia de Carta del Virrey del Perú escrita en Callao el 28 de octubre de 1718, en respuesta a la enviada por el gdor. de Bs As en 18 de junio de ese año, atendiendo a la búsqueda de medios y arbitrios para mantener 100 hombres de armas que defiendan la ciudad de Santa Fe del asedio de los indios y que hagan más fácil la

conducción de los frutos del Paraguay, por lo que resuelve dar las providencias necesarias para que corra el impuesto que arbitró el Cabildo en 13 de mayo de este año.

Copia de Petición realizada por Francisco Javier de Terrazas, comunicando la situación de la ciudad de Santa Fe frente al ataque de los indios, y como, después del feroz ataque a una hacienda, los vecinos han desamparado las suyas, disminuyendo la población de 500 o 600 hombres de armas a solo 260.

Copia de la Respuesta, con fecha de febrero de 1719, en la que el abogado Fiscal manifiesta que podrá mandar se pongan en práctica los arbitrios que tiene por más proporcionados, y al tiempo de recibir la Real Cédula de cuenta del efecto de dicha ejecución y su importe, así como también del gasto que necesita.

Copia del Auto que despacha la Real Provisión con inserción de la Carta del Sr. Wrrey de 29 de octubre de 1718 para que el Gdor. del Puerto de Buenos Aires y el Cabildo de la ciudad de Santa Fe

ejecuten lo que en ella Se manda sobre que por ahora corra el impuesto solo en la mitad de lo que arbitraron y formulen a la Real Audiencia cuanto importa cada año el producto del referido medio

impuesto y que cantidad se necesitará para la manutención de los Soldados que refieren y remitan la Real Cédula que se cita en estos Autos de 17 de enero del año pasado de 1717 o testimonio de ella

para que haga el informe la Real Audiencia al Sr. Virrey.

Se provee y rubrica el Auto en 27 de febreroi de 1719.

- Copia de la Decisión tomada en 6 de febrero de 1720, en la que se acuerda mandar Carta y Provisión Real en lo que se manda al Gdor. de Bs. AS. y al Cabildo de Santa Fe y sus Oficiales Reales, que vean el Auto proveido por Real Audiencia para que lo manden, cumplan y ejecuten, bajo pena impuesta de 500 pesos.

- Copia de la Petición de Francisco Javier de Terrazas con fecha 5 de febrero, sobre los Autos de los Arbitrios para mantener los soldados y plazas en los presidios, y ante la pérdida de la Carta Orden del Virrey Se suspende la Providencia dada por esta, y pide se libre otra igual.

­ Copia de la Decisión de mandar la Carta pedida, con fecha 6 de febrero de 1720.

- Copia de Carta escrita al Gdor. con la Real Provisión en 20 de mayo de 1720. Con la llegada de José Aguirre se tuvo duplicado de la Real Provisión en la que se aprueban la mitad de los medios arbitrados para mantener la guerra y librarse del ataque de los indios.

2.
Perteneciente al 30 de Noviembre de 1788
Tomo XV B, XV f 315 a f 322

- Elección anual. Atento que el Alcalde 2º se desempeñará el año próximo como Alcalde 1º, los restantes oficios arrojan los siguientes resultados. Alcalde 2º: José Ignacio de Uriarte 3, Francisco Crespo 3; Procurador Síndico General y defensor de pobres y menores: Francisco Javier de Lassaga 3, Luis Martín Caminos 3; Procurador General Sustituto: José Ramón Tarragona 3, Juan José Larramendi 3; Alcalde de la Hermandad del Paraná: José Romero 3, Juan Antonio Rodríguez; Alcalde de la Hermandad de Coronda: Domingo Alarcón 3, Francisco Javier Suero 3; Alcalde de la Hermandad de Los Arroyos: Juan de Pereda Morante 6, Mayordomo: Juan de Quintana 6. En el transcurso del acto, se producen las siguientes incidencias. El Alcalde 1º votó por Luis Caminos, contando que se desempeñará bajo la dirección de su padre, Ambrosio Ignacio Caminos. El Alférez Real nota que Francisco Crespo desde muy joven se mantuvo en una chacra, sin avecindarse en al ciudad y luego se trasladó a la otra banda del Paraná, habiéndose oído decir “lo mucho que le repugna bajar a poblado”. Respecto de Francisco Javier de Lassaga, menciona los méritos de su padre, Gabriel de Lassaga. El Regidor Juan Francisco Aldao manifiesta que la elección de José Ignacio de Uriarte padece de nulidad por ser su esposa prima segunda del Alcalde Arias Troncoso, estar emparentado en igual grado con el Alguacil Mayor y tener aquella algún vínculo familiar con la del Alférez Real. Además es sobrino, por parte de su mujer, del Comandante de Armas. Añade que Uriarte es “foráneo” en tanto Crespo es “patricio”. Señala que Lassaga también se halla emparentado con los referidos para Uriarte. Expresa que la elección hecha por el Alcalde 2º “no manifiesta otro fin que refundir todo el Gobierno en una sola casa”. El Alcalde 2º rechaza los cargos de Aldao, sosteniendo que la ley 5º, título 10, libro 4º de la Recopilación de Indias establece los grados de parentesco que son prohibidos en las elecciones, y que estos no alcanzan a sus electos. Declara que aunque las leyes de Castilla, esgrimidas por Aldao, fijen la prohibición hasta el 4º, esta solo tiene vigencia en aquellos casos que los de Indias no contemplan. Se dispone elevar al Virrey, testimonio de todas las actuaciones a fin de su aprobación.

3.
Perteneciente al 2 de Marzo de 1789
Tomo XV B, XV f 352 v a 354

- Respecto de la providencia dictada por el Virrey, el 12 de febrero último, diferida en acuerdo del 20 del mes pasado, se comisiona al Alcalde de la Hermandad de Coronda para formar la lista de los vecinos de ese partido que han ofrecido espontáneamente carruajes y ganados – que ratificarán bajo firma – “para la erección y fomento de la villa o población que han representado por conveniente en el Arroyo de las ovejas, compuesta de toda aquella gente perniciosa en su partido, y que no tienen establecimiento propio en él ni haciendas bastantes con que mantenerse”. De acuerdo con la referida orden, el Cabildo dispone el nombramiento de Jueces Pedáneos los siguientes distritos: Carcarañá, desde este río hasta el Arroyo Monje, a Francisco (Javier) de la Cruz Suero; Arroyo Monje, desde éste “hasta el norte Colastiné incluso el lugar de Rosquín”, a Julián Alzugaray; y Chañares, “distrito que corre desde el paso de Santo Tomé a la parte Norte, hasta los fines de esta jurisdicción”, a Martín Roa de Larrachea. Se resuelve citar a los electos, y elevar al Virrey testimonio de todas estas actuaciones. En razón de estar próxima la celebración de San Francisco Javier, se dispone oficiar su misa votiva el 15 de corriente.

4.
Perteneciente al 30 de Marzo de 1789
Tomo XV B, XV f 358 v a 364 v

- El Procurador General, en respuesta a la vista que se le dio del expediente iniciado para el establecimiento del Hospital, hace presente que resulta del alcance $ 229 y 2 y cuartillo real, y de principal y réditos reunidos $ 5137 y 4 reales y solicita se proceda a la cobranza de los réditos vencidos. Se ordena al Escribano tomar dicha cuenta, hasta diciembre de 1788, para determinar. Mediante pedimento, Lucas de Echagüe y Andía solicita tomara censo del 5 por ciento $ 500 del noveno y medio del hospital, para cargo seguro ofrece la hipoteca de su casa. Se reserva el pedido, hasta que se determine esta materia. Por oficio, Martín Francisco de Larrachea, electo Juez Pedáneo del distrito que corre desde Santo Tomé, por el Salado, al Norte, expone que para poder ejercer necesita el auxilio de 4 soldados de la Compañía de Blandengues, que alojaría en su estancia. Como el cuerpo carece de facultad para acceder al pedido, y se estima que el Comandante de Armas tampoco la tiene, se resuelve elevar la solicitud al Virrey. A propuesta de Alcalde 1º se declara que las facultades de los jueces Pedáneo son las siguientes: “cuidar, celar y vigilar” la persecución y exterminio de ladrones y “gente perniciosa”, remitiéndolos a cualquiera de los juzgado ordinarios, con su parte de sus delitos y depositando sus bienes en vecinos, hasta su embargo. En caso de que los delitos sean leves y de poca consideración, los podrá desterrar, remitiéndolos al establecimiento que el Virrey determina; 2º) Evitar los juegos sin excusa la más leve falta, porque cotos “tan perniciosos entretenimientos” son los que provocan los mayores desórdenes que terminan con pendencias y heridas mortales;3º) Cuidar que en todos los establecimientos se hagan sementeras y labranzas a fin de que tengan su sustentación y no están ocupados en ejercicios prohibidos y perjudiciales, 4º) Impedir la compra y extracción de hacienda sin las debidas licencias, pases y guía, reteniendo los animales de los infractores y dar cuenta al Alcalde 1º, 5º) Cuidar que no haya amancebamientos “ni otros desórdenes en ofensa de Dios, y de la Patria y República”, y advertir a los que no cumplen con los preceptos de la Iglesia, que “harán reos de Dios por su omisión”; 6º) Impedir la recogida de hacienda sin la licencia pertinente o suya. En tal caso, ordenará a los hacendados que concurran a aportar sus animales, separando los ovejunos y de marcas no conocidas, los que pondrá a disposición del Cabildo; 7º) Capturarán a “todos aquellos vagos y gente ociosa” y a los que comentan “muertes, robos y otros insultos de gravedad”, remitiéndolos a los juzgados ordinarios. 8º) En razón de la gran distancia a esta ciudad, tendrán facultad para oír demandas verbales “hasta la cantidad de doce pesos”. Todas estas facultades, sin perjuicio de los que poseen los Alcalde de la Hermandad. El cuerpo designará dichos jueces, anualmente, o por el tiempo que estime conveniente. Julián Alzugaray y Francisco (Javier de la Cruz) Suero asumen como Jueces Pedáneos.

5.
Perteneciente al 28 de Junio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 141 a f 143

- Mediante petición Santiago Andrade solicita de merced el sitio que el cuerpo concedió a Francisco Castillo, por haberse este avecindado en Buenos Aires. Se accede.

- Carlos Piedrabuena Sargento de Milicias, solicita de merced medio solar que linda al sur con Félix Lencinas, al este con Rosa Dávila, al norte con Antonio Piedrabuena y al oeste con tierras baldías. Se le concede.

- Por oficio del 27 del corriente el Sargento Mayor de Ejército Francisco Balcarce, Comandante de las Fronteras y Subdelegado del Sub Inspector remite nómina de las 7 compañías de milicias provinciales y urbanas que ha formado, para que, con intervención del Comandante de Armas proponga los oficiales de los mismos, a fin de que el Virrey expida los despachos correspondientes, “ínterin vinieren los que Su Majestad tenga a bien darles a los de las 2 Compañías de Blandengues Provinciales”. Se propone lo siguiente: 1º Compañía de Blandengues Provinciales de Caballería, Capitán a Juan Manuel Roldán, Teniente a Cayetano Echagüe, Alférez a Juan Antonio Arizmendi; 2º Compañía de Milicias de Caballería de Blandengues Provinciales, Capitán a José de Echagüe, Teniente a Joaquín Galisteo, Alférez a Manuel Villamea; 1º Compañía de Milicias Urbanas, que se compone de reformados, forasteros e inválidos, de Capitán a Martín Francisco de Larrechea, Teniente a Martín Ezpeleta, y Alférez a Juan de Larramendi; 2º Compañía de Milicias Urbanas, que se compone con al gente que servía en la de Roldán, Capitán a Agustín de Iriondo, Teniente a José Palma, y Alférez a Tomás Fornells; 3º Compañía de Milicias Urbanas, de Capitán a Atanasio Figueroa, Teniente a Joaquín Moya, Alférez a Ramón Martínez; 4º Compañía de Milicias Urbanas, con la gente de Coronda, capitán a José Baigorria, Teniente a Pedro Reyes, y Alférez a Manuel Torres; 5º Compañía de Milicias Urbanas, de Capitán a Francisco Javier Suero, Teniente a Ventura Correa y Alférez a Diego Alarcón.

- Mediante pedimento Felipe Reinoso solicita certificación sobre los siguientes puntos que en 1790 se estableció en la ciudad, con su mujer e hijo, e instaló una botica pública con permiso del Cabildo, que la ha administrado en beneficio público, habiendo atendido a algunos pobres por falta de facultativos, y que ha desempeñado con “quietud y honradez”. Se accede.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe