Resultados 60 - 65 de aproximadamente 99 de "Piedrabuena Francisco" en período de 1532 a 1900
61.
Perteneciente al 12 de Febrero de 1791
Varios Documentos 1634 - 1816, Varios documentos, Legajo 20 f 10 v a 12 v

- El Presidente del cuerpo, Alcalde 1º, informa que procedió a citar a todos los electos, habiéndole respondido Manuel Ignacio Diez de Andino que se presentará dentro de unos días y que los restantes se hallan prontos para asumir, con excepción de Francisco Antonio y Ramón Fernández, y Juan de Sola que no ha respondido. Mediante pedimento, el Capitán de Blandengues Juan Francisco de Echagüe solicita certificación de sus servicios para acreditarlos ante el Virrey. El cuerpo gira el pedido al Procurador Síndico Genera. Por escrito, José de Vera, vecino de los Desmochados solicita se lo exima del empleo de Juez Pedáneo, por la pobreza en que se encuentra y su dilatada edad, haciendo presente que en caso que el cuerpo no acceda, tomará posesión luego de la decisión de la superioridad. No se hace lugar a la solicitud por no haber en aquel partido otra persona para ese cargo, advirtiéndole que su desempeño será sólo de un año. José Ignacio de Echagüe asume como Alcalde 2º. El Regidor Roldán se hace cargo, en depósito, de la cara de Alcalde 1º. Asumen sus cargos: José Miguel de Retolaza, Alcalde de la Hermandad de Coronda; José Vera, Juez Pedáneos de los Desmochados; Francisco Piedrabuena, Juez Pedáneo de Ascochingas y Miguel “Ballejos”, comisionado del partido del Rincón. Se ordena a los Comisionados tomar relación de todos los vecinos de sus partidos, y a aquellos que se reconozcan “por vagos, sin haciendas y fincas” les den plazo de 4 días para abandonar la jurisdicción.

62.
Perteneciente al 16 de Abril de 1791
Varios Documentos 1634 - 1816, Varios documentos, Legajo 20 f 27 v a 29 v

- Ante la respuesta del Provincial de los Mercedarios, el oficio del 13 del corriente, se le hará saber que lo expuesto en él está referido a la reposición del Cura de San Jerónimo, no cabiendo solicitar informes al Comandante de Armas Melchor e Echagüe y Andía, como indica el prelado. Además se prevendrá a éste que en caso de no verificarse, se informará al Virrey. Por oficio del 8 del corriente, el Juez Pedáneo de Nogoyá, Juan de Sola, responde al Cabildo haciéndole saber que por hallarse en, auxilio insuficientes no puede llenar su oficio, en particular, cumplir las ordenes del Alcalde de la Hermandad del Paraná, “valiéndose de todos medios para ver si puede dar alguna autoridad a su cargo. “Se resuelve dar traslado de la queja al Comandante de Armas a fin de que ordene a la tropa le preste todo auxilio, y comunicar lo dispuesto al Juez y al Alcalde de la Hermandad. En la visita de cárcel se hallan los siguientes presos: Juzgado de 1º voto: Bonifacio Piedrabuena y Santiago Chaparro, por ladrón cuatrero; Juan José Baldovino, “por doble matrimonio”; Mariano Ramírez, por vago; Miguel González, por enamorado y vago; Inocencio Aguirre “por haber robado una mujer casada”, Antonio el Cordobés, por diíta; Manuel Suárez y Juan José Bogado, por enamorados; Agustín Molina, por sospecha de robo; Juan José Vega y Felipe Ahedo, por heridas; Salvador Cayuri, por muerte; Gregoria Gómez, por la muerte del marido; María Luisa Maidana, por haber huido con L. Aguirre; y María Redruello, a pedido de su amo. Juzgado de 2º voto: Feliciano Silva, Francisco Luna, Ignacio Perulero, Manuel Antonio Hernández, Pablo Suárez e Ignacio Caravi, por muerte; Lucas Gonzáles, José Antonio Ferreira, Nicolás Coronel, Manuel Ríos, Javier Basualdo y Juan Diego Valdez, por ladrones; Pedro Casco, por heridas; José Antonio Gaona, por estupro en su hija; Nazario Berlmonte, por salteador; Jerónimo Castro, por amancebado; Eugenia Páez “por bandolera”; Toribia Ruiz, a pedido de su amo. Se dispone la libertad a Antonio el Cordobés, con la condición de “servir bajo de ( )”. Se pone punto a las causas civiles.

63.
Perteneciente al 24 de Octubre de 1791
Varios Documentos 1634 - 1816, Varios documentos, Legajo 20 f 58 a 60 v

- Sobre el punto diferido en el acuerdo anterior, el Presidente del cuerpo manifiesta que si bien es cierto lo declarado por el Alguacil Mayor José Manuel Troncoso – que se halla preso por su orden – de no haber habido Blandengues de guardia en la Cárcel, por estar ocupados en el paseo del Real Estandarte, pudo acudir a las Milicias de Infantería, tropa que siempre lo han suplantado. Expresa que el Alguacil Mayor no le quitó carretilla alguna con carne para el abasto por estar en su estancia San Miguel, y que se tome declaración a Melchor Piedrabuena y a los carniceros sobre la acontecido en dicha oportunidad. Manifiesta su verdad que la Cárcel estaba con debilidad, pero que, ante ello, omitió asegurar a algunos presos, como ocurrió con su peón, Pedro Quintana, a pesar de tener cepos, esposas y cadenas. Retirado de la Sala el Alcalde 1º, el de 2º voto manifiesta que, por ahora, no debe tratarse el nombramiento de Teniente de Alguacil Mayor, por la prisión de éste, y accede a los testimonios y certificaciones solicitadas por ambas partes, encargando estas diligencias, por impedírselo razones de parentesco, al Regidor Roldán. Este adhiere a su dictamen. El Alcalde 1º solicita que a continuación de dichos trámites, el Alcalde 2º certifique si cuando practicó la sumaria por el escalamiento que los presos hicieron en 2 de septiembre, se hallaba presente el Alguacil Mayor, y sobre lo difícil que le era a ambos hallar a éste cuando se lo necesitaba por razones de sus juzgados. Además, pide que se agreguen las declaraciones del reo Pedro Nolasco González. Se accede. el Virrey por oficio del 12 del corriente, remite una carta del Capataz de la Estancia de San Antonio, José Godoy y Plaza, y ordena se le informe sobre los puntos que contiene. Se le responderá que dichos asuntos se hallan contenidos en las diligencias que se le despacharon. Sobre las palas, azadas y “tablazones de la piragua”, y los demás efectos consignados por José Teodoro de Larramendi. Se dispone que los reciban el Alcalde 1º y el Regidor Aldao. Y por no hallarse en esta archivo las cuentas por menor, se dispone que el Recaudador en Buenos Aire, Antonio Barrenechea las requiera al Tribunal donde se hallan los originales, advirtiéndose que de los tirantes consignados, solo se han retirado 7.

64.
Perteneciente al 26 de Junio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 139 v a f 141

- Mediante oficio del 18 del corriente, el Virrey remite el informe que le cursó el Cura de Cayastá, Fray Francisco Leal, exponiéndole la falta de mantención, la dispersión de las familias, y por consiguientes “la ninguna sujeción”, y solicitándole alguna limosna. Se dispone comisionar al Juez Pedáneo Antonio Zarza para que, sin perdida de tiempo, informe sobre dicho estado. En cuanto a la orden del Virrey sobre el reintegro de lo que debe al pueblo su ex Administrador Manuel de los Ríos Gutiérrez, se ordena al Procurador General la liquidación de las cuentas.

- Por pedimento el Capataz de San Antonio José Plaza solicita autorización para conchabar peones, a pagar con efectos de la estancia, para herrar el ganado manso y recoger el alzado; y que se haga saber al Corregidor y al indio Ramón que no tiene intervención en esos ganados. Se dispone oficio al Comandante de Armas para que los comandantes de los fuertes hagan recoger dicha estancia hasta 100 reses para el abasto de ellos.

- Mediante pedimento Antonio Piedrabuena solicita de merced medio solar que linda al norte con José de Nieva, al sur con Félix Lencinas y al oeste con Antonio Toledo. Se le concede atendiendo a los méritos de su difunto padre.

- El cuerpo reconoce el título de Maestro de Postas en el Río Carcarañá expedido a favor de su hijo Manuel Antonio, por el Administrador Manuel Basabilbaso.

- El Procurador Síndico General expone que ante la noticia de que el Virrey ha destinado a Francisco Balcarce como Comandante de Frontera para que estudie la traslación de los fuertes, es necesario que se continúe franqueándole los auxilios y noticias necesarias. A este fin propone que Justo Castañeda, Francisco Aragón, José de la Plaza, Juan de la Rosa, Diego Ayala y Pablo Gaitán declaren los lugares más a propósito para ello, y que se le de vista de dicho expediente. Se accede.

65.
Perteneciente al 28 de Junio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 141 a f 143

- Mediante petición Santiago Andrade solicita de merced el sitio que el cuerpo concedió a Francisco Castillo, por haberse este avecindado en Buenos Aires. Se accede.

- Carlos Piedrabuena Sargento de Milicias, solicita de merced medio solar que linda al sur con Félix Lencinas, al este con Rosa Dávila, al norte con Antonio Piedrabuena y al oeste con tierras baldías. Se le concede.

- Por oficio del 27 del corriente el Sargento Mayor de Ejército Francisco Balcarce, Comandante de las Fronteras y Subdelegado del Sub Inspector remite nómina de las 7 compañías de milicias provinciales y urbanas que ha formado, para que, con intervención del Comandante de Armas proponga los oficiales de los mismos, a fin de que el Virrey expida los despachos correspondientes, “ínterin vinieren los que Su Majestad tenga a bien darles a los de las 2 Compañías de Blandengues Provinciales”. Se propone lo siguiente: 1º Compañía de Blandengues Provinciales de Caballería, Capitán a Juan Manuel Roldán, Teniente a Cayetano Echagüe, Alférez a Juan Antonio Arizmendi; 2º Compañía de Milicias de Caballería de Blandengues Provinciales, Capitán a José de Echagüe, Teniente a Joaquín Galisteo, Alférez a Manuel Villamea; 1º Compañía de Milicias Urbanas, que se compone de reformados, forasteros e inválidos, de Capitán a Martín Francisco de Larrechea, Teniente a Martín Ezpeleta, y Alférez a Juan de Larramendi; 2º Compañía de Milicias Urbanas, que se compone con al gente que servía en la de Roldán, Capitán a Agustín de Iriondo, Teniente a José Palma, y Alférez a Tomás Fornells; 3º Compañía de Milicias Urbanas, de Capitán a Atanasio Figueroa, Teniente a Joaquín Moya, Alférez a Ramón Martínez; 4º Compañía de Milicias Urbanas, con la gente de Coronda, capitán a José Baigorria, Teniente a Pedro Reyes, y Alférez a Manuel Torres; 5º Compañía de Milicias Urbanas, de Capitán a Francisco Javier Suero, Teniente a Ventura Correa y Alférez a Diego Alarcón.

- Mediante pedimento Felipe Reinoso solicita certificación sobre los siguientes puntos que en 1790 se estableció en la ciudad, con su mujer e hijo, e instaló una botica pública con permiso del Cabildo, que la ha administrado en beneficio público, habiendo atendido a algunos pobres por falta de facultativos, y que ha desempeñado con “quietud y honradez”. Se accede.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe