Resultados 65 - 70 de aproximadamente 150 de "Caminos Luis" en período de 1532 a 1900
66.
Perteneciente al 27 de Octubre de 1788
Tomo XV B, XV f 305 v a f 307

- Las cuentas del Mayordomo de esta ciudad, José Manuel Villaseñor, correspondiente a 1787, remitidas por la Junta Municipal de Propios y Arbitrios se trasladan al Procurador General.

- Mediante pedimento, Juan de Santa Cruz defensor en los autos que se siguen contra el Cabo José Sequeyra por la muerte de un ladrón, solicita certificación sobre la conducta de su defendido, cumplimiento de sus obligaciones, sí cuando se desempeñó como cabo Comandante del fuerte de San Francisco Javier aquietó la frontera y desterró malhechores, y si cuando, a raíz de robos, perdió sus haciendas y prendas, “se le reconoció trastornado y como ajeno de razón”. El cuerpo declara que sobre su conducta no sabe nada en contrario y respecto del resto no puede certificar por reconocer los hechos que se mencionan. El Presidente informa que el citado robo al cabo ocurrió en años anteriores y que la causa se halla en sus trámites regulares.

- Se revoca la suspensión del informe pedido por el Virrey ante la solicitud de construir un fuerte en la costa del Saladillo, formulada por el Procurador Síndico General Sustituto, disponiéndose proceder a su preparación, mediante la copia de la representación que puede tener el causante.

- El Escribano hace presente los informes producidos por el Procurador Síndico General y la Junta Municipal de Propios y Arbitrios sobre el pedimento de Francisco Antonio Candioti. El Alcalde 2º solicita vista de ello para dar su parecer. El cuerpo accede.

67.
Perteneciente al 24 de Noviembre de 1788
Tomo XV B, XV f 313 a f 315

- Ante la respuesta del Procurador Síndico General a la vista que se le dio sobre puerto preciso, se resuelve facilitar del Archivo los documentos que solicita. Con el testimonio de ellos y el informe correspondiente, el expediente se elevará al Virrey. En caso de que los vecinos proporcionen algún dinero, se remitirán a José Miguel de Carvallo, con el poder respectivo, para que se haga cargo de dichas diligencias.

- La representación de los vecinos de Coronda y el dictamen del Procurador Síndico General, se remitirán al Virrey para que provea los auxilios solicitados.

- Se dispone enviar al Virrey el informe que ordenó sobre la representación de Luis Martín Caminos.

- Mediante pedimento Martín Javier López Pintado, solicita tomar a censo redimible del 5 por ciento los $500 del Hospital, ofreciendo la hipoteca de la casa. Se dispone el reconocimiento y tasación de dicha finca, para resolver. El Regidor Juan Francisco Aldao reitera su parecer de que la suma sea depositada en la Caja Real, hasta que haya cantidad suficiente para la fundación del Hospital.

- Por otro pedimento José Tarragona también solicita tomar a rédito los $500. Se reserva el pedido, hasta conocer la tasación de la mencionada finca.

- En la calificación de votos para la elección anual, resultan hábiles todos los capitulares.

- Se deja constancia de haberse previsto todas las disposiciones para la función de los Desagravios.

- Ante la sequía que experimenta la ciudad y los campos, se ordena un novenario al Patrón San Jerónimo.

68.
Perteneciente al 30 de Noviembre de 1788
Tomo XV B, XV f 315 a f 322

- Elección anual. Atento que el Alcalde 2º se desempeñará el año próximo como Alcalde 1º, los restantes oficios arrojan los siguientes resultados. Alcalde 2º: José Ignacio de Uriarte 3, Francisco Crespo 3; Procurador Síndico General y defensor de pobres y menores: Francisco Javier de Lassaga 3, Luis Martín Caminos 3; Procurador General Sustituto: José Ramón Tarragona 3, Juan José Larramendi 3; Alcalde de la Hermandad del Paraná: José Romero 3, Juan Antonio Rodríguez; Alcalde de la Hermandad de Coronda: Domingo Alarcón 3, Francisco Javier Suero 3; Alcalde de la Hermandad de Los Arroyos: Juan de Pereda Morante 6, Mayordomo: Juan de Quintana 6. En el transcurso del acto, se producen las siguientes incidencias. El Alcalde 1º votó por Luis Caminos, contando que se desempeñará bajo la dirección de su padre, Ambrosio Ignacio Caminos. El Alférez Real nota que Francisco Crespo desde muy joven se mantuvo en una chacra, sin avecindarse en al ciudad y luego se trasladó a la otra banda del Paraná, habiéndose oído decir “lo mucho que le repugna bajar a poblado”. Respecto de Francisco Javier de Lassaga, menciona los méritos de su padre, Gabriel de Lassaga. El Regidor Juan Francisco Aldao manifiesta que la elección de José Ignacio de Uriarte padece de nulidad por ser su esposa prima segunda del Alcalde Arias Troncoso, estar emparentado en igual grado con el Alguacil Mayor y tener aquella algún vínculo familiar con la del Alférez Real. Además es sobrino, por parte de su mujer, del Comandante de Armas. Añade que Uriarte es “foráneo” en tanto Crespo es “patricio”. Señala que Lassaga también se halla emparentado con los referidos para Uriarte. Expresa que la elección hecha por el Alcalde 2º “no manifiesta otro fin que refundir todo el Gobierno en una sola casa”. El Alcalde 2º rechaza los cargos de Aldao, sosteniendo que la ley 5º, título 10, libro 4º de la Recopilación de Indias establece los grados de parentesco que son prohibidos en las elecciones, y que estos no alcanzan a sus electos. Declara que aunque las leyes de Castilla, esgrimidas por Aldao, fijen la prohibición hasta el 4º, esta solo tiene vigencia en aquellos casos que los de Indias no contemplan. Se dispone elevar al Virrey, testimonio de todas las actuaciones a fin de su aprobación.

69.
Perteneciente al 2 de Julio de 1792
Tomo XVI A, XVI f 143 v a f 145

- Con la participación del Comandante de Armas Melchor de Echagüe y Andía, se proponen los siguientes temas para la provisión de los oficiales de las Compañías creadas. 1º Compañía de Blandengues de la ciudad: Capitán: Juan Manuel Roldán, Martín Ezpeleta y Juan José de Larramendi; Teniente: Cayetano Echagüe, Juan Crisóstomo Pérez y Rafael Ríos; Alférez: Francisco Antonio Roldán, Francisco Troncoso y José Antonio Abechuco. 2º Compañía de Blandengues de Coronda: El Alcalde 1º propone: Capitán José de Echagüe y Andía, Domingo Alarcón y Mariano Baigorria; Teniente: Juan Segundo Vergara, Pedro Reyes y José Candioti; Alférez: José Ignacio Troncoso, Miguel Jerónimo Cabral, y José Gabriel Olivera. El Comandante de Armas expresa que es indecorosa la propuesta hecha en José de Echagüe y Andía y José Ignacio Troncoso, por ser vecinos de esta ciudad y porque el partido cuenta con sujetos capaces para ello. Propone a los siguientes vecinos de Coronda: Capitán Juan Segundo Vergara, Pedro Reyes, y Narciso Lares; Teniente: Mariano Baigorria, Manuel Torres y José Candioti; Alférez: Judas Tadeo Vergara, Pedro Rodríguez y Miguel Jerónimo Cabral. El Alcalde 2º adhiere a la propuesta del Comandante de Armas. El Alguacil Mayor se conforma con la del Alcalde 1º porque en dicho partido no se encontraría sujetos con las condiciones de José de Echagüe y Andía, porque los que la tienen como Manuel Antonio Zabala y Juan José Redruello están empleados en el correo, y que deben hacerse los nombramientos en los vecinos de esta ciudad de mayor distinción. El Regidor Juan Francisco Roldán hace suya la propuesta del Alcalde 1º. 1º Compañía de Milicias Urbanas de esta ciudad: Capitán: Agustín de Iriondo, Teodoro de Larramendi y Manuel Echagüe; Teniente: José Besares, Baltasar Martínez y Luis Caminos; Alférez: Luis Sierra, Juan José Escalada y Juan Ignacio Basaldúa. 2º Compañía de Milicias Urbanas: Capitán: Antonio Zarza, Francisco Piedrabuena, Vicente Forcada; Teniente Juan Antonio Arizmendi, Juan Mier y Manuel Aragón, Alférez: Bernardo Cabrera, Francisco Páez y Ramón Martínez. El Comandante de armas se opone a la propuesta de Zarza, por sus muchos años como por su gordura y propone al actual Capitán Atanasio Figueroa. 3º Compañía de Milicias Urbanas: Capitán José Palma, Julián Gálvez y José Ramón Vega; Teniente Manuel Fernández Valdivieso, José Antonio Echagüe y Francisco Javier Roldán. Alférez Tomás Furnell, Antonio Santa Cruz y Juan Miguel Basaldúa. 4º Compañía de Milicias Urbanas de Corona: Capitán José Baigorri, Ambrosio Leiva y Manuel Redruello; Teniente Judas Tadeo Vergara, Ignacio Martínez y Vicente Jiménez; Alférez José Hereñú, José Cevallos y Nicolás Cabrera. 5º Compañía de Milicias Urbanas de Corona: Capitán Francisco Javier Suero, Martín Celada y Andrés Gómez; Teniente Ventura Correa, Javier Ríos y Alejo Leiva; Alférez Carlos Zabala, Francisco Fontanilla y Francisco López.

70.
Perteneciente al 5 de Noviembre de 1793
Tomo XVI A, XVI f 2223 a f 227

- Citados el Procurador General y sus sustituto, manifestaron su imposibilidad de concurrir, por razones de enfermedad.

- Respecto de la propuesta hecha por el Comandante de Armas Prudencio María de Gastañaduy, el 21 de octubre, el Alcalde 1º da su voto favorable por la necesidad que se tiene de casas capitulares, cárcel, oficios y Archivos y lo razonable del proyecto. Destaca la actividad desplegada por el Comandante desde el momento mismo en que arribó, dedicándose de inmediato, a pesar de los rigores del invierno, a la construcción de un fuerte, entablar la de otro y visitar las reducciones. Expresa que la ciudad está imposibilitada de construir la obra por recursos propios, pues sus cuentas anuales, que alcanzaron en el último ejercicio a $ 252, apenas permite atender gastos precisos, que tampoco pueden utilizarse los arbitrios, por las mismas causas y que en caso de deparar este ramo algún sobrante, debe destinarse a aumentar las 125 plazas que hoy existen, con las cuales se guarnecen los 4 fuertes, con el auxilio de las Milicias de la ciudad y de Coronda. Añade que los particulares tampoco pueden sufrir algún dinero, en razón de la imposibilidad en que se hallan por la falta de comercio. Señala que el abasto propuesto no perjudicará a nadie, pues se mantendrán los precios corrientes y el asentista por carecer de ganado propio, lo comprará a los criadores, sin que a estos se les prive de venderlos a otras ciudades. Manifiesta que en caso de queja, pueden proporcionar otras ocupaciones, la agricultura, a la que no se dedican por falta de operarios y los obrajes, cuyas maderas entorpecen los caminos y los pastizales. En cuanto al acarreo de las carretas, señala que debe interpretarse como una obligación de beneficio público, superior al interés privado. El Alcalde 2º reconoce la actividad y celo del Comandante de Armas, pero no admite su propuesta, por perjudicar a los hacendados, sobre quienes recae la fatiga de la asistencia de la frontera, con lo cuál desatienden su única subsistencia, máxime que por no tener salida sus animales a las provincias de arriba no tienen otro recurso que venderlo para el abasto de la población y de los fuertes. Declara la nulidad del Alcalde 1º, porque el acopiador propuesto, José Manuel de Echagüe y Andía, es su sobrino carnal. Señala que los criadores se veían obligados a vender al asentista, con quebranto con lo cual se despoblarán los campos y el vecindario se retirará a otras partes. Expresa que antes de las casas capitulares, es necesario atender el fomento de las reducciones con ganados mayores y menores y propone que el Cabildo y el Procurador General soliciten al Virrey el fomento del comercio y que los $10 que paga cada carreta en Córdoba, sin pasar por dicha ciudad se abonen en esta, pues los carreteros de Santiago y Tucumán le expresaron sus complacencia de hacerlo así siempre que hubiese un fuerte en Sunchales.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe