Resultados 70 - 75 de aproximadamente 164 de "casa capitular" en período de 1532 a 1900
71.
Perteneciente al 10 de Marzo de 1791
Varios Documentos 1634 - 1816, Varios documentos, Legajo 20 f 18 v a 20

- El Alcalde 1º hace presente que al asumir la vara se le diputó continuar con la obra de la casa capitular, y que al requerir los materiales y herramientas, el Mayordomo no supo darle más noticia que había entregado varias libranzas a (José ) Teodoro de Larramendi, que estaba de justicia Mayor y encargado de la obra, como se ve en los citamientos de cal y piedra de una pieza. En razón de estar Larramendi en Chile, y el Mayordomo receptor no puede suministrar ningún dato por hallarse las cuentas en Buenos Aires, se resuelve que el Alguacil Mayor le entregue los materiales y herramientas existentes. Mediante pedimento, José Antonio Nieva, solicita de merced medio solar sito en el ejido que linda: Este calle real en medio con tierras de Santo Domingo; Oeste: Antonia Toledo; Norte: casa de Matías Coscueta, y Sur: calle real. Se le concede ¼ solar. El Alcalde 2º hace presente la necesidad de reparar unos cuartos de las Temporalidades, destinados al alojamiento de los presos, en razón de estarse esperando la cárcel. El cuerpo dispone que los gastos se imputen a los propios. La misa cantada que el 4 obedeció oficiarse a San Francisco Javier, se dispone para el miércoles 16 en la Iglesia Matriz. De ello se notificará al Vicario Dr. Francisco Antonio de Vera Mújica.

72.
Perteneciente al 17 de Agosto de 1791
Varios Documentos 1634 - 1816, Varios documentos, Legajo 20 f 48 a 49 v

- Por oficio, el Comandante de Armas remite copia de decreto real “concediendo indulto general del pugnible delito de contrabando”. Mediante oficio, el Alcalde de la Hermandad del Paraná da cuenta de las demostraciones hechas por el Feliz parto de la Reina. José Teodoro de Larramendi da cuenta, por oficio y en respuesta a la requisitoria del cuerpo, que los gastos de la obra de la casa Capitular correspondiente a 1788, en que fue Alcalde 1º, los rindió ante el Mayordomo Receptor de Propios y Arbitrios de ese año. En consecuencia, el cuerpo dispone requerir a José Manuel Villaseñor el informe pertinente. Se resuelve noticiar a la Junta de Propios y Arbitrios libre el pago que establece el reglamento para la fiesta del Patrón San Roque. El Regidor Roldán informa haber dado cumplimiento a los acuses de recibo a la Real Audiencia y a Bernardo Gregorio de las Heras, reconociendo a éste como Receptor de Penas de Cámara de ese tribunal. Se dispone lo acostumbrado para la función dedicada a Nuestra Señora de la Natividad.

73.
Perteneciente al 1 de Julio de 1793
Tomo XVI A, XVI f 196 a f 197 v

- Por oficio del 22 de junio, el Virrey Nicolás de Arredondo, participa la declaración de guerra contra Francia, según al real orden del 27 de marzo último, en la que Pedro Acuña le encarga se implore a Dios por el buen éxito de las armas. En consecuencia, el cuerpo dispone iniciar el jueves 4 un novenario a San Jerónimo, a costearse con los propios. A ese efecto se oficiará al cura y vicario y a los prelados de los tres conventos y a los Alcaldes de la Hermandad. La noticia se publicará por bando y durante las funciones se suspenderán las obras públicas y se cerraran las tiendas y pulperías.

- Se resuelve encargar el sermón del día del Patrón San Jerónimo al jubilado Juan José Canal.

- Debido a que la ciudad se halla sin casa capitular ni Cárcel, por hallarse estas arruinadas, y el cuerpo privado de ocupar los aposentos del Colegio de los Jesuitas y obligados a ocupar casa de alquilar para su sala de acuerdos y Archivo, a fin de aplicar sus cortos fondos para reconstruir los citados edificios, se resuelve, por ahora, suspender los $50 para la función del Santísimo, los $15 para la Natividad de Nuestra Señora, los $6 para la misa de San Francisco Javier y rebajar $15 de los $35 que se daban a la Señora Quiroga para “componer”la iglesia durante la festividad de San Jerónimo.

74.
Perteneciente al 22 de Octubre de 1793
Tomo XVI A, XVI f 221 v a f 223

- Mediante un oficio el Comandante Militar Prudencio María de Gastañaduy propone levantar “las casas capitulares con sus cárceles y correspondientes oficios para los señores Alcaldes y Escribano”, compuesto de 4 piezas con destino a cárcel y 5 en lo alto. El edificio será de ladrillo cocido por fuera y adobe por dentro, asentado en barro, cal y cato, piso de ladrillo y los calabozos con rejas de hierro. Para su construcción se le deberá facilitar los presos y para transportar todo el material, 20 carretillas. Propone que el Cabildo le conceda el abasto de carne para la ciudad y los fuertes, con prohibición de que nadie puede faenar nada más que para su casa. Ofrece como fiador a Manuel de Echagüe y Andía, a quién recomienda se le conceda el remate de los corrales. Solicita que la prohibición sea por 5 años, a partir del 1º de mayo de 1794, en que se iniciará la obra. El cuerpo difiere la resolución.

- Por pedimento Juan Esteban Maidana solicita se lo comisione para ejercer el oficio de Juez y Recaudador de los derechos municipales y reales, y se le conceda licencia para recoger las yeguas alzadas con presencia de los vecinos y el Alcalde de la Hermandad de Coronda. Por razones que se reserva, el cuerpo no hace lugar al pedimento.

75.
Perteneciente al 5 de Noviembre de 1793
Tomo XVI A, XVI f 2223 a f 227

- Citados el Procurador General y sus sustituto, manifestaron su imposibilidad de concurrir, por razones de enfermedad.

- Respecto de la propuesta hecha por el Comandante de Armas Prudencio María de Gastañaduy, el 21 de octubre, el Alcalde 1º da su voto favorable por la necesidad que se tiene de casas capitulares, cárcel, oficios y Archivos y lo razonable del proyecto. Destaca la actividad desplegada por el Comandante desde el momento mismo en que arribó, dedicándose de inmediato, a pesar de los rigores del invierno, a la construcción de un fuerte, entablar la de otro y visitar las reducciones. Expresa que la ciudad está imposibilitada de construir la obra por recursos propios, pues sus cuentas anuales, que alcanzaron en el último ejercicio a $ 252, apenas permite atender gastos precisos, que tampoco pueden utilizarse los arbitrios, por las mismas causas y que en caso de deparar este ramo algún sobrante, debe destinarse a aumentar las 125 plazas que hoy existen, con las cuales se guarnecen los 4 fuertes, con el auxilio de las Milicias de la ciudad y de Coronda. Añade que los particulares tampoco pueden sufrir algún dinero, en razón de la imposibilidad en que se hallan por la falta de comercio. Señala que el abasto propuesto no perjudicará a nadie, pues se mantendrán los precios corrientes y el asentista por carecer de ganado propio, lo comprará a los criadores, sin que a estos se les prive de venderlos a otras ciudades. Manifiesta que en caso de queja, pueden proporcionar otras ocupaciones, la agricultura, a la que no se dedican por falta de operarios y los obrajes, cuyas maderas entorpecen los caminos y los pastizales. En cuanto al acarreo de las carretas, señala que debe interpretarse como una obligación de beneficio público, superior al interés privado. El Alcalde 2º reconoce la actividad y celo del Comandante de Armas, pero no admite su propuesta, por perjudicar a los hacendados, sobre quienes recae la fatiga de la asistencia de la frontera, con lo cuál desatienden su única subsistencia, máxime que por no tener salida sus animales a las provincias de arriba no tienen otro recurso que venderlo para el abasto de la población y de los fuertes. Declara la nulidad del Alcalde 1º, porque el acopiador propuesto, José Manuel de Echagüe y Andía, es su sobrino carnal. Señala que los criadores se veían obligados a vender al asentista, con quebranto con lo cual se despoblarán los campos y el vecindario se retirará a otras partes. Expresa que antes de las casas capitulares, es necesario atender el fomento de las reducciones con ganados mayores y menores y propone que el Cabildo y el Procurador General soliciten al Virrey el fomento del comercio y que los $10 que paga cada carreta en Córdoba, sin pasar por dicha ciudad se abonen en esta, pues los carreteros de Santiago y Tucumán le expresaron sus complacencia de hacerlo así siempre que hubiese un fuerte en Sunchales.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe