Resultados 15 - 20 de aproximadamente 176 de "Caminos Jose Ignacio de Escribano Publico y de Cabildo" en período de 1532 a 1900
16.
Perteneciente al 7 de Enero de 1785
Tomo XV A, XV f 140 a 141 v

- Se abre el punto a las causas civiles. Se reitera la costumbre de que los Alcaldes Ordinarios saquen los pendones el Jueves Y Viernes Santos. El Alcalde 1º interino avisa que remitió el Gobernador Interino testimonio de la elección para su confirmación. Se comete a dicho Alcalde tomar las cuenteas de los propios del año anterior. El Regidor Decano Juan Francisco Aldao se hace cargo del Turno de Fiel Ejecutor. Consultada la providencia que dictó el 27 de agosto de 1782 el Virrey Juan José de Vértiz, y quedando la duda sobre si debe darse posesión a los electos, se dispone que se continúe con el depósito de las varas de Alcalde Ordinario y consultar al Gobernador Interino. Es admitida la renuncia que hizo Ambrosio Ignacio Caminos de las Escribanías de Cabildo y Pública y la reserva de lo de Real Hacienda por la honra que se le ha hecho designarlo supernumerario subalterno de la Real Tesorería. Se le extenderá la certificación de su cese, y se dispone que, entre tanto se provea al Escribano de Cabildo, continúe el actual Escribano público. Se comete al Alcalde 1º formar el inventario para la entrega de los papeles. Ante sus respectivos pedidos, se concede de merced a Teodoro Ramos y Margarita Rodríguez, un cuarto de solar a cada uno, sitos en los extramuros de la ciudad, al norte.

17.
Perteneciente al 7 de Enero de 1797
Tomo XVI B, XVI f 427 a 431

- Se abre el punto a las causas civiles. El Presidente, Alcalde 1° solicita al Escribano Mateo Javier López Pintado se sirva retirarse de la sala por tener que tratar un asunto que le concierne. Este accede, y dicho Alcalde 1° expone que “una de las funciones peculiares de dicho escribano, como secretario de este ilustre Ayuntamiento”, consiste en llevar y escribió la correspondencia de oficio, por no ser propio que un extraño la haga en razón del sigilo que debe guardarse sobre las materias que se tratan, y ser ella una obligación anexa a su empleo, como la atendieron los antecesores inmediatos, Gregorio Antonio de Segade y Ambrosio Ignacio Caminos, que lo fueron de Cabildo, Juan Antonio Duque, público, y Francisco de Paula Dherbe, real. Atento a que por su capricho pretende eximirse de esa obligación, atrasando incomodando al despacho de los oficios, propone dar cuenta al Virrey, y entre tanto éste decide, se le suspenda la paga, en lo referente al Cabildo como a la junta de Propios y Arbitrios, en la cual, también se ha negado a lo mismo. El cuerpo accede, y restituido a la Sala, López Pintado solicita se testen los testimonios “impertinentes, necias, y terquedad” de la exposición del Alcalde 1°, por ser agraviantes. Manifiesta que no existe ninguna ley que establezca la referida condición, para que se desempeñe como amanuense y que no ha podido demostrar que dichas ocasiones inherentes a su oficio, de acuerdo con los términos del remate. Añade que la suspensión de su paga es injusto y que el Cabildo carece de facultad para imponerle esa obligación, pues debe recibirlo con las obligaciones que S. M. le impone. Propone que se le prueba que debe cumplir con esa ocupación. El cuerpo difiere la determinación. Ante la respuesta del Procurador General a la vista que se le dio de la representación del mencionado Escribano solicitando la entrega del Archivo de la ciudad, el cuerpo ratifica la determinación en el acuerdo del 1° de diciembre último, y se elevan todas las actuaciones al Virrey, para su aprobación.

Obs. : Testada, la abreviatura “Drn. ” que precede la firma del Escribano.

18.
Perteneciente al 29 de Agosto de 1797
Tomo XVI B, XVI f 447 a 450

- El cuerpo admite el título de Escribano público y de Real Hacienda de Santa Fe, extendido a favor de José Ignacio de Caminos, por el Virrey Pedro Melo de Portugal, en Buenos Aires el 23 de marzo último. Se admite el juramento, por haberlo prestado ante el Escribano de Cámara Facundo de Prieto y Pulido. Mediante un escrito, el Escribano Mateo Javier López Pintado, presenta una Real P. de la Audiencia de Charcas del once de diciembre de 1720, unas certificaciones dadas por el Dr. Fray José Cabal y el P. Fray Francisco Chambó, y “en pergamino en que estaban pintadas unas armas”. El cuerpo difiere el tratamiento del asunto. Los Alcaldes Ordinarios presentan la carta acordada proveída por la Real Audiencia, el 19 de agosto último – que se transcribe – y por lo cual y por auto del día 5 de dicho mes, aprueba la providencia dictada por los Alcaldes el 11 de marzo, y ordena apercibir seriamente al Escribano Mateo Javier López Pintado de que se abstenga de usar los títulos de “Don” y “Dr.”, debiendo testarse los que asentó en las diligencias judiciales y capitulares. Se le advertirá que en caso de reincidencia y de acuerdo con el pedido del Fiscal, se lo privará de su empleo. El cuerpo dispone su íntegro cumplimiento. Dicho Alcalde presentan, en testimonio, el oficio que les cursó el Rector y Carcelario de la Universidad de Córdoba, fray Pedro José Subiban, el 23 de mayo último – que se transcriba – por el cual, respondiendo a la consulta del 11 de dicho mes, hace saber que en los archivos de este establecimiento consta que Javier López Pintado concluyó sus estudios y aprobó todas las funciones para obtener el grado de Doctor en sagrada Teología, pero, también, consta que ni recibió dicho grado ni pudo recibirlo no siendo sacerdote ni habiendo prestado canción juratoria a solicitar las sagradas órdenes, como le previenen las constituciones y acuerdos de la Misma Universidad. “Advierte que debe abstenerse de usar el título de Dr. Y por las mismas causas el de maestro en artes. El oficio de López Pintado que giró al Cabildo, el Teniente de Gobernador Prudencio María de Gastañaduy, de dispone cursarlo a los Alcaldes Ordinarios, por no ser peculiar del cuerpo su asunto. Por excusación y renuncia del Escribano del Cabildo, el de Real Hacienda refrenda el acta.

19.
Perteneciente al 7 de Septiembre de 1797
Tomo XVI B, XVI f 454 a 456

- Se pone a consideración el escrito presentada por Mateo Javier López Pintado junto con una Real P. de la Audiencia de Charcas, mas certificaciones y el pergamino con armas pintadas, diferido en el acuerdo anterior. Ante la acordad que se le notificó y por haber hecho saber su oficio de 26 de agosto, que no continuará ejerciendo en el Cabildo, Junta de Propios y Arbitrios y en los juzgados se resuelve informar a la Real Audiencia, y admitirle la renuncia, nombrándose interinamente, en su lugar al Escribano Público y de Real Hacienda José Ignacio de Caminos. Además, informará a dicho tribunal su inobediencia del 29 de agosto. Ante la proximidad de la fiesta del Patrón San Jerónimo y de la ausencia del Alférez Real José Teodoro de Larramendi, y por no haber designado éste “vecino honrado” que lo suplante en el paseo del Real Estandarte, se resuelve encargar la función al Regidor Juan Francisco Roldán. En virtud de lo dispuesto, en el título del Escribano José Ignacio Caminos, se resuelve entregarle todos los papeles protocolos y escrituras correspondientes a su oficio. Para ello se comisiona a Francisco Aguayó que está hecho cargo de l os Archivos de esta ciudad.

20.
Perteneciente al 25 de Septiembre de 1797
Tomo XVI B, XVI f 456 a 457 v

- Mediante un oficio, el Capitán Agustín de Iriondo solicita licencia para mandar a su capataz Alberto Peralta al paraje del Carrizal a hacer correría de “yeguas baguales”, en virtud de su dueño de una marca muy antigua. Se le concede con la condición de citar a todo el vecindario para que retiren los animales de sus marcas. A los que no sean hacendados y concurran a la corrida se les pagará con la hacienda ovejana, y el resto de ésta, y la demarcas no conocidas se venderán, y su importe puesto a disposición del cuerpo. En respuesta al encargo de pasear el Real Estandarte la víspera y el día del Patrón San Jerónimo, por ausencia del Alférez Real José Teodoro de Larramendi, el Regidor Decano Juan Francisco Roldán, hace saber que si no se le ayuda por parte del propietario para los gastos de dicha función, a que está obligado se excusa de admitir el nombramiento. Consultada la esposa del Alférez Real, María Antonia Menso, manifiesta que éste no dejó orden alguna sobre el particular. En consecuencia, se condigna a Martín de Ezpeleta, “sujeto en quien concurren las cualidades y circunstancias necesarias”. Ante sus respectivos pedimentos, se concede de merced, los siguientes terrenos: a Juan Sotelo un solar que linda por el sur con la quinta del Alcalde 1º, por el Norte, con Rafaela Vera, y por el Este y Oeste con tierras baldías; y a María Rosa Benítez, otro solar “que está junto a San Antonio”, lindero por el Este con Antonio Aguiar y por los otros rumbos con tierras baldías, y que en años anteriores se concedió a Isidora Garmendia y no lo aceptó.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe