Resultados 40 - 45 de aproximadamente 146 de "terrenos" en período de 1532 a 1900
41.
Perteneciente al 23 de Agosto de 1800
Expedientes Civiles T.149, f 45 v a f 47 v

- El Virrey por oficio del 19 del corriente y referente al recurso interpuesto por Manuel José Caraballo, Juan José Sosa y Mariano Méndez, aprueba la determinación del 5 de mayo siempre que sea voluntaria y no obligatoria. Ordena que no se impida llevar reses al matadero al que no quiera contribuir e imponer a los cabildantes una multa que les exime “por equidad” en razón de la prisión ordenada. El cuerpo obedece la orden y en razón de que lo recaudado es muy poco y no podrá servir para construir la casa capitular, dispone consultar al Virrey la conveniencia de devolver la suma a los contribuyentes.

- Mediante oficio del 18 del corriente, el Virrey ordena se le informe sobre la representación que le ha hecho el Alcalde del Paraná insistiendo en la necesidad de aumentar a 10 o 12 el número de Jueces Pedáneos pues los 5 actuales son insuficientes. Se difiere la determinación.

- Con orden del 30 de julio el Virrey remite el expediente por el cuál el cirujano Manuel Rodríguez solicita se le pague del fondo del Hospital su trabajo por atender los presos de la Cárcel y los pobres de la ciudad.

- Se conceden las siguientes mercedes: a Dominga Andino, medio solar sito en los muros sobre la calle del Convento de los mercedarios, y que linda al sur con José Agüero, al oeste con la calle real, y al norte y este con baldíos. A José Antonio Alvarez, medio solar sito en los muros, tras de la Capilla de San Antonio, que linda por el este con María Rosa Barrientos y por los restantes rumbos con terrenos realengos. Y a Osencio Reyna, cuarto de solar, que linda: al norte con Manuela Ramírez, al sur con Micaela Ramírez, al oeste con la calle real y al este las márgenes del río.

42.
Perteneciente al 2 de Mayo de 1803
Tomo XVII A, XVII f 141 v a 143 v

- El Virrey, por oficio del 18 de abril, con respuesta al pedido de auxilio de tropas que formuló el Juez de Alcázar, hace saber que las Milicias de Hernandarias están sujetas al Regimiento de Uruguay, a quien debe recurrir, y cuyo Comandante ha ordenado se la suministre. El Procurador Síndico hace presente que se hallen a la venta “este Convento en que se celebran los acuerdos capitulares”, y el Almacén que sirve de Cárcel. A su pedido, se resuelve dar cuenta al Virrey de que la ciudad se quedará sin Cabildo y Cárcel, y solicita una determinación sobre el impuesto de medio real por cada cuero y cabeza de ganado que se extraiga de la jurisdicción, para ser destinado a la construcción de las casas capitulares. El Alférez Real manifiesta que uno de los expedientes que promovió cuando fue de diputado a saludar al actual Virrey es el de límites con Corrientes, en el que se ordenó al Teniente de Gobernador nueva mensura, hallándose ahora en consulta sobre el fondo con que se han de pagar los salarios. Informa que, “por casualidad”, halló en el Archivo de Temporalidades una mensura hecha por los Jesuitas en 1683, de mas de 20 leguas que compraron o tomaron en cambio a los herederos de Hernandarias, y que de la mensura moderna de los terrenos de la casa de Vara y del Alférez Real, se conoce que desde la línea de esta ciudad hasta el río Corrientes al norte, apenas habrá 45 leguas. A su propuesta, el Cabildo resuelve solicitar autorización al Subdelegado de la Real Hacienda, para que del Archivo de Temporalidades se saque copia de dichas mensuras. El Regidor Agustín Pérez se hace cargo del turno de Fiel Ejecutor. Ante los respectivos pedidos, se conceden las siguientes mercedes: a Martín Maldonado un sitio que se halla sobre la calle de la Matriz al norte, “en los muros”, y linda por el fondo, al Este con Petrona Gómez, y a José Reyes una cuadra en cuadro para chacra, sita junto a la laguna de la Totoras, cerca de la casa de la pólvora.

43.
Perteneciente al 24 de Marzo de 1804
Tomo XVII A, XVII f 165 a 168

- Por orden del 16 del corriente, el Virrey aprueba la elección de Defensor de Pobres y Menores sustituto hecha en José Seguí. Por acordad del 18 del corriente, la Real Audiencia remite su providencia del día 5 dictada a consecuencia del pedido hecho por los Alcaldes Ordinarios, que orden al Cabildo informarle que ramo puede destinarse para los gastos y gratificación del Defensor y Promotor Fiscal de los reos criminales. El Cabildo difiere la resolución. Ante sus respectivos pedidos se conceden las siguientes mercedes: a José Roque Acosta, medio solar sito al Norte de Clara Mendoza, al fin de la calle de la Matriz, al Norte, con frente al Oeste sobre dicha calle; a José Polinario Setúbal, un solar frente al Norte sobre la calle real que se ha formado del otro lado de la zanja, que linda por el Oeste con José Agüero, por el Sur con tierras baldías, y por el Este con la inmediación del río, cerca de la cuadra; y a Juana María Cabral, 54 ¼ varas, sito fuera de los muros, al Oeste, con frente al Sur sobre la zanja que desagua en el bañado por el mismo oeste, con quinta del Alguacil Mayor. Mediante pedimento, el Dr. Francisco Antonio de Vera Mújica, como tutor de hijos menores de sus hermano José, Francisco Antonio de la Torre, y Francisco Colobrán, hacendador de la otra banda del Paraná, expone los perjuicios que causan los changadores del pago del Tigre en sus haciendas y terrenos que se extienden hacia el Gualeguay. Solicitan: vigilar las corambres embargando las hechas en ovejanos; impedir las corridas y encierros de las yeguadas; que las recogidas se hagan con citación de todos los vecinos; y que los que se hallan doblados en terrenos realengos sitos entre Hernandarias y Antonio Tomás den rodeos en tiempo oportuno. El Cabildo difiere la resolución. José Seguí declara su imposibilidad de ejercer como Defensor de Pobres y Menores sustituto. El cuerpo lo reconviene con multa y asume bajo protesta de representar sus excepciones. En la vista de Cárcel se hallan los siguientes presos: Del juzgado del Teniente de Gobernador: Agustín y José Antonio Ríos, soldados desertores; del juzgado de 1° voto: Isidro Diez, Manuel Pallo Balcasar, Juan Francisco Payba, y el soldado Juan Bautista Carmona. En el calabozo segundo: del Teniente de Gobernador: Pedro Lagauna, por haber traído uno caballos robados; Ángel Nieva, por haber forzado unas mujeres; José Ignacio Romano, Marcelino Vera, Ramón Morel y Pedro Cabello, soldados. Del juzgado de 1° voto: Nicolás Torres, y el esclavo Francisco Bustos; y Francisco Villafante. Del juzgado de 2° voto: Juan Francisco Rearte, Bernardino Mendieta, y Anastasio Santuchos, por robos Juan Mariano Rosales y Miguel Sotelo, por amores ilícitos; Pablo López, remitido por el Alcalde de Paraná, por sospecha de querer tomar unas venganzas, Raymundo Saavedra, por robo de dinero, Mariano Centurión, por ladrón, Esteban Rodríguez, por amores ilícitos; Francisco Monteros; Pedro Cirano y Mateo González, por cuatrero. Se dispone la libertad de Juan Mariano Rosales, Miguel Sotelo, y Francisco Monteros, los 2 primeros, después de confesarse para casarse con las mujeres con quienes han tenido amores, y el 3° esclavo, para que su amo le de destino. Se pone punto a las causas civiles.

44.
Perteneciente al 9 de Abril de 1804
Tomo XVII A, XVII f 168 y v

- Se abre el punto a las causas civiles. Salvador Ignacio de Amenábar, asume como Síndico Procurador General. Se da vista al Procurador General de la acordada diferida en el acuerdo anterior. En la disputa entre Rosa Casco y José Ramón Aguirre, sobre límites de sus terrenos, el Cabildo confirma las providencias dadas con motivo de la apelación del segundo por lo siniestro de su pedimento, y se dispone el amojonamiento correspondiente. Mediante un oficio, el Alcalde de Rosario encarga al Cabildo la prisión de Miguel Valdéz. El cuerpo da vista al Alcalde 1° y resuelve que estos asuntos debe dirigirlos a los juzgados ordinarios.

45.
Perteneciente al 14 de Enero de 1805
Tomo XVII A, XVII f 191 a 193

- Se pone a consideración el asunto de las chacras, advirtiéndose que en la búsqueda documental de antecedentes nada se halló sobre la demarcación de los terrenos de pan llevar. El cuerpo resuelve no innovar porque ello ocasionaría trastornos, y se esté a la costumbre antigua, señalando como límites para las chacras “de sur a norte hasta unos árboles de ombú situados en el piquete viejo”, en una distancia de legua y media, y de este a oeste, una legua. Se prevendrá a los dueños de chacras que las cerquen como es debido, con ramas y maderas, porque no se admitirá recurso alguno por daño de animales si no los han asegurado así. Respecto de las boyadas y caballadas que traen los traficantes, no se les importará gravamen alguno, dejando librado a los propietarios de terrenos su pastoreo. Se prohibirá la tenencia de las crías grandes de las lecheras, debiendo mantenerse éstas a tambo y atadas de noche. Se declara que con estas providencias se dan por cumplimentada la propuesta del Teniente de Gobernador, del 30 de junio, y la orden Superior del 19 de julio, ambas del año pasado, estimándose no se necesario más juez que los ordinarios. El Alcalde 2° Francisco Antonio Candioti expresa que admitió dicho empleo por respeto al nombramiento del Virrey, pero que se ven precisado a viajar por razones de sus negocios, adelantando que se ausentará entre hoy y mañana. En consecuencia el Alférez Real José Troncoso de Larramendi se hace cargo, en depósito de dicha vara.

Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe