Perteneciente al 18 de Marzo de 1816

- Se consideran los 2 oficios cursados al General del Ejército por el Regidor José Benito Pujato, desde el arresto en que se halla por disposición del cuerpo. En el primero, reclama la causa de dicha providencia, y en el decretó el mencionado Genera, que se debía “por la voz común contra su conducta en el actual estado”, confirmada por su negativa a suscribir el segundo oficio, del 12 del corriente, por el que el Ayuntamiento reconvenía el procedimiento hostil al Comandante, de las tropas orientales situadas en la otra banda del Salado. Y en el 2° oficio se excusa de su negativa a firmar dicho oficio manifestando deberse a que no fue acordada en acta dicha correspondencia, como se acostumbra. Y solicita que el Cabildo, su acusador, exponga todo lo que le pareciere, para en su contestación, “descifrar este enigma”. El cuerpo, cumplimentando el decreto marginal del General en Jefe declara que, en “ocurrencias apuradas como las presentes” no era necesario levantar actas ni tomar dictámenes, porque el asunto no exigía disensión, como el caso de los oficios pasados al Comandante de Tropas Sitiadoras en Santo Tomé. Y que Pujato suscribió y llevó a dicho Comandante el primer oficio, el 11 del corriente, por lo que se infiere que maliciosamente se excusó de firmar el segundo. Se determina asentar “para perpetuar memoria”, que de resultas de haberse levantado, el 2 del corriente, la 1° Compañía de Blandengues, con su Teniente Estanislao López, y su Alférez Real Pedro José Basaga y unida a las Milicias de Rincón se declararon contra el Ejército de Observación, pudo descubrir que Mariano Vera, Cosme Maziel y Mariano Ezpeleta fueron los principales autores “de esta revolución” y de las Milicias de Coronda, con el objeto de expulsar las referidas tropas e imponer “el Gobierno exclusivo” de esa fracción, bajo la protección del Jefe de los Orientales, “como se vio en el corto período de su independencia”. Que después de haberse apoderado de los buques armados que estaban en el Paraná, el domingo 10 del corriente, hicieron fuego sobre el campamento de la laguna habiéndose propuestos retirar todos los ganados y abastos, para poner en asedio la población. En consecuencia, invocan la protección del Patrón San Jerónimo para liberar al pueblo de esta situación, prometiendo celebrarle misa solemne y procesión, cuando las circunstancias lo permitan. En cuya ocasión se oficiará la misa votiva a San Francisco Javier, que no pudo celebrarse por los actuales sucesos. Con motivo del “Feliz suceso” mientras se celebraba el presente acuerdo, de haberse pasado una lancha cañonera con toda su tripulación, que habían tomado los insurgentes, se resuelve dar $ 100 de gratificación a dichos marineros, y $ 10 al “soldado pardo heroico patriota” Joaquín Ramírez, prisionero de los sitiadores, que logró fugarse, y que envió el Capitán Pantaleón Reyes, por disposición del General en Jefe para que el cuerpo le expresara su gratitud. Se dispone responder al mencionado Capitán, para que sirva de ejemplo, a fin de que todos permanezcan obedientes al Supremo Director de Buenos Aires.

Palabras Claves

Descriptores Onomásticos

Descriptores Geográficos

Descriptores Instituciones

Manuscritos originales

Folios XVII f 576 v a 579

Información Extendida

Soporte

a – O – PAPEL

Microfilm 16mm

SIGNATURA MICROFILM:SIGNATURA DEPÓSITO:

Volumen

LIBROS: LEGAJOS: EXPEDIENTES: DOCUMENTOS: 001

Lenguas

ESPAÑOL

Letras

1 2

Conservación

BUENO

Tomo

Tomo XVII B

Folios

XVII f 576 v a 579

Descargar ficha original

Ver manuscrito original
Descargar ficha normalizada
Programa ADAI Archivo General de la provincia de Santa Fe